Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Nuevo fármaco daría ganancias a Pfizer

| Sábado 22 diciembre, 2007



Nuevo fármaco daría ganancias a Pfizer


Boston -- Pfizer Inc. y Bristol-Myers Squibb Co. luchan por obtener una mayor cuota del mercado del cáncer de mama, que mueve $6 mil millones, probando medicamentos destinados a tratar otros tumores.
Sutent, de Pfizer, aprobado el año pasado para el cáncer renal en etapa tardía, mostró una “actividad promisoria” contra células malignas de mama, dijeron los investigadores en una reunión de médicos el 16 de diciembre. Bristol-Myers está realizando ahora cinco estudios sobre cáncer de mama para su nueva píldora contra la leucemia, Sprycel, y más de 10 para Erbitux, aprobada por los reguladores para tumores de cabeza, cuello y colon.
Los fabricantes de medicamentos con sede en Nueva York están investigando formas de extender los usos de los fármacos para compensar en parte la merma en un ingreso conjunto de $20 mil millones cuando las compañías perdieron la protección de patente de sus medicinas más vendidas. Las ventas de Sutent pueden cuadruplicarse a $2 mil millones para 2016 si se demuestra que prolonga la vida de pacientes con cáncer de mama, dijo un analista. La cifra podría llegar a cerca de 5$ del ingreso de Pfizer.
“Hay tal vez 50 veces más pacientes de cáncer de mama” que con tumores de riñón, dijo Mary Argent-Katwala, analista de Decision Resources, una empresa de investigaciones sobre fármacos con sede en Waltham, estado de Massachusetts. “Además, la mayoría de los tumores de mama son diagnosticados más tempranamente y las pacientes son tratadas por años, en vez de la terapia de meses que solemos ver en el cáncer de riñón”.
En el próximo decenio, las ventas de medicinas contra el cáncer de mama crecerán 50$ a $9 mil millones, dijo en una entrevista telefónica Argent-Katwala, afincada en Londres. Pfizer y Bristol-Myers están apuntando a una enfermedad que afecta a 1 millón de mujeres al año en todo el mundo, y prueban fármacos tanto aprobados como experimentales.
Pfizer cayó 6 centavos a $23,21 a las 12:08 en operaciones compuestas de la Bolsa de Nueva York (NYSE) y ha caído 10$ este año. Bristol-Myers declinó 22 centavos a $27,74, después de avanzar 6,2$ en 2007 hasta el miércoles.
Los esfuerzos de las compañías podrían verse demorados por los más estrictos requisitos de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés). Un panel asesor de la FDA recomendó el mes pasado al organismo no permitir que Avastin, un fármaco de Genentech Inc. para cánceres de colon y pulmón, fuera comercializado para tumores de mama.
Aunque Genentech, con sede en San Francisco, estado de California, demostró que reducía los tumores, los estudios no probaron que ayudara a las pacientes de cáncer de mama a vivir más, dijeron varios miembros del panel. El hecho de pedir pruebas de que una medicina prolonga la vida podría tornar más difícil obtener el apoyo de la FDA para Pfizer y Bristol-Myers, dijeron analistas.
“Aquí, la lección para las compañías es que probablemente deberán gastar más dinero y tiempo en pruebas si quieren expandir las indicaciones en cáncer de mama”, dijo en una entrevista telefónica Jason Kantor, analista de RBC Capital Markets en San Francisco.
Charles Baum, subdirector general de investigación y desarrollo de Pfizer, dijo que es demasiado pronto para saber si la decisión sobre Avastin afectará a las compañías y, de ser así, en qué medida lo hará. Las pruebas necesarias para darle a la FDA datos de supervivencia “podrían llevar años”, agregó.
Pfizer está en la etapa final de un estudio generalmente requerido para la aprobación reguladora estadounidense para Sutent contra tumores de mama. Bristol-Myers está en la segunda de tres etapas de prueba de Sprycel y Erbitux para el cáncer de mama.