Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 14 Septiembre, 2012


Los partidos de la Selección Nacional con México, enterraron la goleada que el campeón Herediano le metió al Alajuelense y esto no es justo, sobre todo para Claudio Jara.
El hecho de que el único delantero que presentó Bora Milutinovic en Italia 90, haya llegado de emergente al banquillo del Team luego de que se presentó la repentina salida de Odir Jacques, presagiaba, sino tormenta a lo interno del club rojiamarillo, sí un mar de interrogantes.

Es más, si la dirigencia del Herediano, hubiera anunciado a Mauricio Solís como sustituto de Jacques y no a Claudio, no lo duden de que el nombre de Mau hubiese tenido mayor aceptación.
Sin embargo, la cuestionada dirigencia del club monarca se decantó por “La Bruja” y a la hora del clásico provincial entre florenses y manudos, el Herediano sepulta al equipo de Oscar Ramírez con una facilidad pasmosa, derivada en los aciertos que ha venido dibujando Jara desde que asumió las riendas del equipo.
Uno de los mayores méritos de Claudio, es que no siguió con la misma alineación que traía Odir y que fue la que se hizo campeona. Jara impuso su sello y dio paso a “sus hombres” desde el primer partido en que fungió como estratega.
El protagonismo y la estelaridad que retomaron figuras como Marvin Angulo, José Garro, Marvin Obando y ante la Liga, Willy Eras, e incluso Kendrick Pinnock, nos muestran cinco caras nuevas en una formación protagonista que se dio el lujo de demoler a los manudos de una forma simple y sencilla, como no lo pudieron hacer, ni Jafet, ni Odir en su momento, vencedores y perdedores en partidos más cerrados y angustiosos.
Es más, y esto fue un gran mérito de Claudio Jara, tácticamente el nuevo timonel del Herediano se comió al más experimentado estratega erizo, sobre todo con el control que tuvo su nómina sobre el accionar de Pablo Gabas, motor rojinegro, apagado por el gran trabajo de un resucitado Willy Eras.
Con Odir Jacques, ni Angulo, ni Obando, ni Garro, ni Eras fueron protagonistas; se cansaron de calentar nalgas en el banquillo de los suplentes.
Jara los reactiva, les da confianza, los mete en ritmo y entonces un renovado Herediano le mete 3-0 a una limitada Liga, confusa y enredada por la ausencia de sus seleccionados.
Y este es el contraste. Jara mete cuatro caras nuevas y Herediano repunta. Al Alajuelense se le van cuatro caras viejas y el equipo se descontrola. ¿Curioso, no?

[email protected]