Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 22 Octubre, 2011


Motagua no pudo ayudar a la Liga y Alajuelense quedó eliminado.
Un gol decidió la clasificación.

Bueno… siempre los goles deciden clasificaciones, títulos, eliminaciones, dramas como aquel de Washington con la Selección Nacional.
Con solo que Alajuelense hubiese derrotado al Motagua 2-0 en el Morera Soto se hubiera clasificado, pero ganó 1-0 y dicen que con gol en milpa.
Consecuencia de esta nueva derrota de un equipo nacional en partido decisivo que lo va ganando, las redes sociales se inundaron de ejemplos similares; desde los Chaparritos de Oro que ganaban a la Argentina de Sivori; el Saprissa que ganaba por la Copa Continental a la U de Chile; la Sele que vencía 2-0 a Estados Unidos con aquel doblete espectacular de Bryan Ruiz y decenas de recuerdos con la misma historia.
Analizar entonces la derrota del Alajuelense al final del partido es muy fácil para la prensa y se pueden hallar varias razones, la mayoría dirigidas a un comportamiento curioso del técnico Oscar Ramírez, comentado en nuestras dos Notas anteriores, básicamente en el extraño detalle que perdiendo temprano en la segunda parte 2-1 y con media hora de juego por delante, metió a la cancha a Meneses, Calvo y Palma, tres hombres de retaguardia y media cancha, aunque a Elías lo mandó adelante en procura de algo inesperado y que casi se da, pero dejó sentado a uno de sus goleadores, Alejandro Alpízar y al otro atacante, Cristian Lagos.
Criticar la alineación del técnico de la Liga no es justo, por el primer tiempo tan correcto en lo táctico que presentó; insistimos que al Machillo se lo tragó su colega Tomás Boy en el receso y lo liquidó con las tres variantes que hizo para la segunda parte.
Pero, pasada la tormenta, que se cierra con el triunfo mínimo del Galaxy y la eliminación rojinegra, se puede especular en el sentido de que un jugador como Allen Guevara, es ideal para que entre de relevo a rematar y no alinearlo como titular; también Argenis al que no llevaron cuando había reaparecido en San Carlos.
La Liga le dio vuelta a varios resultados cuando ingresaban de cambio Guevara, Argenis y Marco Ureña (¿recuerdan?); un remate de Alpízar, un cabezazo de Lagos, en fin, oportunidades para empatar y clasificar que la Liga no presentó o porque no las tenía disponibles o porque su entrenador definió otra ruta para este partido crucial.

[email protected]