Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 2 Septiembre, 2011


“El deporte es un movimiento mundial que no reconoce fronteras políticas ni ideológicas, aparte que tiene la capacidad de transmitir categorías de valores positivos de gran impacto para la sociedad y servir de agente cultural. Por tal razón, el deporte ha de ser conceptualizado como una actividad que si bien es parte de la cultura de un pueblo, su impacto ha trascendido el ámbito de acción de la cultura popular, hasta llegar a convertirse durante el siglo XX en la actividad social de mayor desarrollo a escala planetaria.
El deporte tradicionalmente ha constituido una filosofía de vida, que exalta y combina en un conjunto armónico las cualidades del cuerpo, la voluntad y el espíritu.
Dentro de este entorno, el fútbol atrae a los costarricenses de manera apasionada y su práctica profesionalmente dirigida, permite la adquisición de virtudes como el espíritu de equipo, la solidaridad, la tolerancia y el juego limpio y contribuye al desarrollo y la realización personal”.
Estas frases son del profesional en la enseñanza de la educación física, graduado UCR-UCA, Mainor Sequeira Solórzano, quien actualmente cursa la maestría en desarrollo de procesos cognitivos en el Instituto Tecnológico Monterrey y tiene estudios de dirección técnica de fútbol en la UNA; estudios en planificación curricular UCR y gestión del deporte –CIES, FIFA, UCR.
Mainor fue jugador de primera división con Saprissa, Curridabat y Uruguay de Coronado en primera división y con la UCR en segunda, club en el que también ocupó la gerencia deportiva.
En mis 40 años de periodismo deportivo, pocas, pero muy pocas personas me han cautivado tanto en cuanto a profesionalismo, sabiduría y conocimientos deportivos y futbolísticos como Mainor Sequeira. Solo con Germán Retana y Badú, este columnista se ha sentido más a gusto conversando sobre fútbol, pero sobre todo conociendo a fondo al ser humano. La filosofía de vida de Mainor Sequeira es espectacular y lo expreso con toda honestidad, se me salen las babas escuchándolo.
Mainor es un tipo impresionante y no me interesa promoverlo, pero me atrevo a asegurar que si don Eduardo Li lo firma para que acompañe a Jorge Luis Pinto, a Ronald González o le encarga algún proyecto o plan ambicioso dentro del engranaje de la Federación, el fútbol nacional habrá conseguido un fichaje de ensueño.

[email protected]