Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 21 Julio, 2010


Sigo impactado con los jóvenes pianistas costarricenses que conquistan el mundo.
Me frustra que en el deporte nacional, nadie se interese en copiar el camino al éxito de estos músicos mozalbetes que sorprenden el universo pianístico.
El periódico Al Día tituló ayer: “Pianistas nacionales brillaron en Lituania”, y dice la nota.
“El pianismo nacional sigue dando de qué hablar en el mundo. Los cinco representantes costarricenses en el Concurso Internacional de Música Eslava de Piano, celebrado en Lituania del 2 al 5 de julio, quedaron entre los tres primeros lugares.
Sergio Sandí, quien vive en Nueva York, obtuvo el segundo lugar en la categoría Máster, el máximo lugar posible dentro de la competencia. El primer puesto fue declarado desierto, costumbre que se da en este tipo de eventos para mantener un altísimo nivel de competencia.
Jonathan Duarte obtuvo el primer lugar en la categoría C (high school) y Luis Esteban Herrera fue segundo.
Además, Stella Sánchez fue segunda en la categoría A (6 a 9 años), en la que también se declaró desierto el primer lugar. Penélope Sáenz fue tercera”.
Duarte expresó que se quedó perplejo cuando se enteró de su premio. “El nivel mundial es altísimo y estamos a la misma altura de otros países”, manifestó el mágico pianista nacional.
Ahora, sin ánimo de crítica a los deportistas y únicamente para que los dirigentes deportivos costarricenses se pellizquen, repasemos los titulares de nuestra prensa deportiva, después de que terminó la primera jornada en Mayagüez.
“Floja cosecha tica en primer día de Juegos”.
“Trago amargo para los Montoya”
“Esgrimista Yepes cumplió con poco”
“Voleibol tico aplastado, pero no lució nada mal”
“Voleibol: ganancia en la derrota”
“Balonmano se llevó una paliza”
“Nadadora Gómez no pasó pero mejoró su tiempo”.
Los colegas nos aclaran que una cosa son los Centroamericanos, donde Costa Rica se llenó de medallas en Panamá y otra distinta los Centroamericanos y del Caribe, cómo si no lo supiéramos.
Pregunto.
¿Cuál cosecha el primer día con cero medallas?
¿Cómo, si nos aplastan, no lucimos mal?
Los pianistas ticos derrotan a sus adversarios en las Grandes Ligas de los conciertos; estudian y se preparan con maestros, no para mejorar tiempos, sino para ganar. El escenario es secundario.
Solo rezo para que no destituyan al maestro Sklioutovski, el mentor de estos éxitos, por razones de género.

[email protected]