Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 23 Abril, 2010


Seguimos el tema de ayer.
¿Qué pudo ordenar a sus discípulos Pepito Mourinho, cuando preparó la estrategia para enfrentar al Barcelona?
Me la imagino así.
Extraterrestre —como dijimos ayer—, solo Messi.
Jugadorazos: Xavi y Dani Alves.
El gran ausente; Andrés Iniesta.
Pulmón: Puyol.
Buenos jugadores: Piqué, Busquets y Pedro.
Jugadores normales: Valdés, Maxwell (desechado por el Inter) y Keita y aparte el caso específico de Ibrahimovic, un futbolista extraño, que personalmente siento que desentona totalmente en esta máquina de jugar al fútbol que es el cuadro catalán, sin negarle al sueco goles y acciones espectaculares, que dibujó a su paso por el fútbol italiano con la Juventus y el propio Internazionale.
Tengo que ser honesto al escribir que le tengo fobia a los centros delanteros altos, gruesos y lentos, por eso nunca me agradó Cristian Vieri, menos Luca Toni, algunos de por aquí y el mismo Ibrahimovic. Si me ponen a escoger entre el sueco o Eto’o, que fueron los que se cambiaron de club al final de la pasada temporada, no dudo un segundo en apuntarme al negro del Inter, quien calzaba muy bien en el engranaje del Barcelona, mucho más que el mamulón de Zlatan.
Entonces, un entrenador inteligente y frío como el lusitano, probablemente inculcó a sus discípulos la idea de que neutralizando a Messi y amarrando a Alves y Xavi, al Barcelona se le podía bajar el tono, lo que daba equilibrio de fuerzas a los bandos opositores. Esto, porque el Inter, desde luego que cuenta con sus propias fortalezas y en algunas zonas del terreno de juego, tiene mejores jugadores que el Barcelona.
El portero Julio César, es mejor que Valdés; Maicon tiene sentado a Alves en la selección de Brasil y Lucio, es el central de los brasileños.
Zanetti es un tractor, para mí es el futbolista más vertical del mundo y Cambiasso está entre los cinco mejores mediocampistas mixtos del fútbol. El tulipán Sneijder es efectivo y talentoso. Lo echaron del Real Madrid porque es calvo y feo y ahí solo juegan guapos y lindos como Kaká y Ronaldo. Los europeos Stankovic y Pandev son un par de fortalezas con marca y gol; Samuel no se le arruga a nadie y Milito está en su punto.
El Inter tenía con que responder y respondió.
Lo “jodido” ahora es sostener ese resultado en el Nou Camp, otra prueba de fuego para “Mou”, porque Pep querrá tomar sabrosa revancha.

[email protected]