Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 29 Enero, 2015

Tres mundialistas costarricenses de Brasil 14 jugarán en la liga española.
¡Qué lujo y qué bonito!
Keylor Navas, Celso Borges y Joel Campbell.
Clasificar a cuartos de final y liderar el grupo de la muerte suma positivas réplicas.
Este evento me trae a la memoria un par de anécdotas.
Juan Ulloa fue mi ídolo futbolístico; me alegró con sus goles toda mi etapa colegial y eso no tiene precio. Jamás he visto en el fútbol costarricense un delantero igual.
Estando en su mejor momento, creo que a finales de los 50 o inicios de los 60, el “Loco” recibió una oferta, no recuerdo si del Betis o del Zaragoza para jugar en España y se marchó para allá. Quienes lo idolatrábamos tuvimos dos sensaciones: la primera, que por su estirpe de goleador triunfaría sin mucha dificultad y la segunda, que por sus “locuras”, posiblemente al día siguiente estaría de regreso en el país.
Lamentablemente ganó la segunda y Juan, por mal de patria, un capricho, la comida o algo similar regresó pronto a Tiquicia.
La otra tiene que ver con “Cayaca” Marín, otro futbolista nacional herediano que triunfó en el Murcia de España.
Un domingo de setiembre de 1998, llegamos en auto a la ciudad de Murcia, mi esposa Violeta y otro matrimonio que formaban el gran futbolista turrialbeño y de la Liga: José María “Chema” Campos y su esposa Ana María, ya fallecida.
Estábamos iniciando un largo viaje por tierra por varios países del Viejo Continente que arrancó en Madrid, siguió por el llamado “Tour de Andalucía”: Toledo, Córdoba, Granada, Sevilla y luego la “Costa de Oro”, que te lleva a Alicante, Murcia y seguir luego para Valencia, Barcelona en busca de la “Costa Azul” entrando por Marbella.
Llegamos al centro de Murcia y no había un alma, típico domingo en una ciudad pequeña europea. Buscamos afanosamente un restaurante y estaba abierta una pequeña fonda con cuatro mesitas. En lo alto del local habían unos pequeños apartamentos. La dueña de la fonda nos preguntó... ¿y ustedes de dónde son? De Costa Rica respondimos.
¡Costarricenses!, casi gritó.
¡Qué alegría, qué casualidad!
Resulta que “Cayaca”, que de Dios goce, vivió en los apartamentos de arriba en su estancia en Murcia y cenaba en su fonda diariamente si no estaba fuera de la ciudad.
Hoy la industria del fútbol ha cambiado; se da un profesionalismo nato y estamos seguros que Navas, Borges y Campbell no harán las del “Loco” Ulloa y regresarse a Costa Rica por cualquier vara.

[email protected]