Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 31 Mayo, 2014

¡Se despejó la incógnita!
Kendall Waston y Carlos Hernández quedaron fuera de la Selección Nacional.
Algún otro compañero por ahí se salvó de la guillotina de última hora, dada la lamentable ausencia de Álvaro Saborío por lesión.
La exclusión de Hernández no es sorpresiva; fue siempre uno de los principales candidatos “al puesto”. Un jugador que no participó en la eliminatoria, que tuvo que correr mucho para ponerse en forma física y que se fue a jugar profesionalmente a un fútbol de tercer mundo, tenía en su cuenta demasiados números de una rifa que ninguno deseaba “sacarse”. La salida de Carlos no es traumática, porque se trata de un futbolista que durante todo el proceso eliminatorio, pocas veces estuvo “adentro”.
Sin Hernández en el grupo, la Tricolor pierde a un jugador de potente remate y magnífico lanzador, funciones que puede cumplir por contar con similares características Michael Barrantes, con la ventaja de este jugador que marca y recupera mucho más que don Carlos.
La separación de Kendall Waston es sorpresiva, en tanto no era asiduo participante del “sorteo de los excluidos”. La opinión pública y un sector mayoritario de la prensa deportiva, dentro del que me incluyo, lo tenía como fijo en la lista final de Pinto “por su estatura”.
Parecía como que Kendall tenía que estar en Brasil porque es muy alto y podía meter un gol de cabeza en situación de apremio. Estoy segurísimo que miles de costarricenses nos estuvimos imaginando los partidos frente a Uruguay, Italia e Inglaterra, que los íbamos perdiendo por un gol, entraba Waston de variante y por arte de magia se empataba el partido, con gol de “jupa” del moreno.
¿Verdad que sí?
Sin embargo, Jorge Luis Pinto analiza el fútbol con otra óptica, donde impera lo táctico y pareciera ser (la exclusión podría confirmarlo), que tácticamente el espigado defensor del Saprissa no cumplió con las exigencias del timonel colombiano.
Es fácil deducir que sin Waston, Costa Rica pierde en el Mundial uno de sus caminos más viables al gol; Kendall tiene más gol que cualquiera de sus compañeros de retaguardia en el campamento, pero la procesión no camina por ahí.
Recordemos que Waston llegó tarde a la cita; fue seleccionado por su extraordinario cierre de temporada, pero estuvo ausente en la ruta de los microciclos y otros cónclaves que en el caso de Jorge Luis Pinto, resultan vitales para valorar a un determinado futbolista.

[email protected]