Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 10 Abril, 2018

La fecha 20 dictó varias sentencias

Lógicamente que al estar agonizando el calendario de la fase de clasificación del Torneo Clausura, se definen algunas posiciones y la fecha 20 dictó sentencias.

Sentenció a Liberia al descenso, después de que se combinaron su derrota estrepitosa 4-0 en su patio contra Grecia y el empate que logró el Cartaginés 1-1 en el Fello Meza frente a Herediano. Los brumosos solo necesitaban de un punto para sobrevivir a su propio y eterno drama y lo lograron con un gol de lujo de Ricardo Blanco que, según parece, regresa al Saprissa.

También se combinaron otro par de resultados, que definieron los clasificados a la cuadrangular final.

Santos amarró su espacio liquidando 2-0 a su víctima favorita, el Alajuelense, de nuevo en La Catedral, escenario donde Johnny Chaves escribe sinfonías tácticas, mientras que el Saprissa, no solo logró clasificarse al vencer a domicilio a Pérez Zeledón 3-2, sino que saltó al segundo lugar de la clasificación general con 38 puntos, solo uno menos que el Team.

El triunfo del Monstruo; la victoria de Santos; el empate de Herediano y la derrota de la Liga, apretó la cima de la tabla y ahora estos cuatro equipos están separados por escaso margen, con seis unidades aún en juego, de manera que la azotea del torneo puede transformarse.
Otro equipo sentenciado de la jornada fue el monarca: Pérez Zeledón no estará en la cuadrangular y lógicamente que no podrá defender un título que le resultó de corta vida.

Sin embargo, la sentencia más curiosa de la fecha 20 la dictó el técnico del Alajuelense, Nicolás Dos Santos y la firmó contra sus jugadores reservistas.

El estratega manudo, después de caer ante Santos, le manifestó a la prensa deportiva, que necesita de tres a cuatro años para poner a jugar al León como él desea, que por ahora les enseña a sus titulares dos formas de juego y como esta enseñanza requiere de mucho tiempo para consolidarla, nada menos que tres o cuatro temporadas, los suplentes tendrán escasas oportunidades de acción.

Hasta ahora, que escuchamos a don Nicolás, “entendimos” y “comprendimos” el por qué ordena los cambios en los últimos cinco minutos de cada partido, no importa cómo esté el resultado del juego.

Suponemos que don Fernando Ocampo está enterado del plan de don Nicolás y le dará esas cuatro temporadas que pide para construir al equipo. El optimismo del técnico del Alajuelense es sin duda contagioso.