Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano: El Cartaginés de Paulo César Wanchope está repleto de expectativas.

Gaetano Pandolfo [email protected] | Sábado 21 julio, 2018

El Cartaginés de Paulo César Wanchope está repleto de expectativas.

El Cartaginés de Paulo César Wanchope está repleto de expectativas

Esta noche se inicia el Torneo Apertura, en el que de nuevo se presentan como favoritos los tres grandes de nuestro fútbol: Saprissa, Herediano y Alajuelense.

Salvo sorpresas poco ocurrentes en el fútbol criollo, la última muy reciente con el título que ganó Pérez Zeledón y que solo le duró un semestre, morados, florenses y manudos, con nóminas superpobladas y bien reforzadas son los candidatos a la corona.

El campeón nacional sigue con su técnico, Vladimir Quesada; la Liga le dio la confianza a un hombre de la casa, Luis Diego Arnáez por su gran cierre la campaña anterior y el “Team” estrena estratega, el colombiano Jaime de La Pava. Regresó al escritorio, Jafet Soto.

Uno de los atractivos, antes de que se mueva la pelota, será observar el comportamiento de Paulo César Wanchope como timonel del Cartaginés, toda una interrogante llena de expectativas. Veremos si Paulo mete de nuevo a los brumosos en la cuadrangular final, devolviéndole el credencial de cuarto grande de nuestro fútbol u otra vez, el cuadro de la Vieja Metrópoli cede ese pergamino a equipos que como Santos y Pérez Zeledón, han sido inquilinos habituales de las rondas finales del torneo.

Los guapileños con Johnny Chaves al frente desean el título, pero tocan techo en la fase final.

Los guerreros del sur campeonizaron con José Giacone, pero se desinflaron demasiado temprano en el torneo posterior.

En todo caso, Cartaginés, Santos y Pérez Zeledón son los aspirantes más fuertes a la cuadrangular final, que ya no se jugará todos contra todos, sino 1 vs. 4 y 2 vs. 3 de la tabla final general.

Grecia y Limón están en la parte media de la clasificación, y así como pueden tomar para arriba, igual pueden coger para abajo, donde supuestamente los esperan Carmelita, Guadalupe, San Carlos y la Universidad, en el papel, los candidatos a evitar el descenso.

Los Toros del Norte son el benjamín de la división y ocupan la plaza que dejó Liberia, descendido a la segunda categoría.

En apariencia y solo en apariencia, repasando las nóminas de los clubes más débiles de la temporada, en principio surge como el candidato más firme a ocupar el último lugar, la Universidad de Costa Rica, club que se movió poco en el mercado de piernas, que estuvo muy activo con 227 transacciones, 118 llegadas, 119 salidas y el ascenso de 27 jugadores del Alto Rendimiento repartidos entre los 12 equipos en pugna.

[email protected]