Enviar
No tropezar en la misma piedra


En información de la REPUBLICA del miércoles se detalla que un consorcio de capital español presentó una propuesta al gobierno que podría retornar al país a lo que nunca debió abandonar: el transporte de las cargas de productos que van y vienen desde el Valle Central hasta los puertos y viceversa por medio de trenes. Las carreteras del territorio nacional no están diseñadas para soportar esa carga ni eso se justificaría.
El asunto vuelve a poner sobre la mesa de conversaciones la posibilidad de entregar en concesión a una empresa la reactivación de esos ferrocarriles con los que el país contaba y que fueron cerrados por políticas equivocadas.
Ante el hecho, lo importante sería que no se pierda tiempo y que no se vuelvan a cometer errores, esta vez relacionados con los contratos de concesión. Estos, si bien pueden ser una vía para enfrentar necesidades en las cuales Costa Rica tiene hoy un rezago perjudicial, para que verdaderamente cumplan su cometido han de estar bien elaborados y permitir que los trabajos se inicien y se desarrollen en los plazos establecidos.
Al decir bien elaborados nos referimos a contratos nítidos, cuya transparencia garantice la posibilidad de conocer desde el inicio las condiciones en que se realizan las negociaciones, entre otras cosas.
Pero además, experiencias tan nocivas como anteriores concesiones deben servir para no tropezar más veces en la misma piedra. Es inaceptable pensar que Costa Rica no cuenta en las instituciones a cargo de la elaboración de estos contratos con personas capacitadas y en condiciones de redactarlos bien.
Es indispensable que ni el concesionario ni el país resulten perjudicados. Los contratos deben contener cláusulas tan claras y correctas como para que no se retrase su tramitación en el consabido laberinto burocrático que acaba con cualquier buena intención puesto que se descubren en cada estación del vía crucis defectos y problemas que impiden la firma del documento o, peor aún, frenan o paralizan las obras ya comenzadas.


Ver comentarios