Enviar
Recursos provendrán tanto del sector privado nacional como del extranjero
Nicaragua planea invertir $290 millones en energía

• Fondos ayudarían a superar la crisis de energía que atraviesa el país, que durante este año sufrió apagones de hasta 12 horas por falta de generación

Managua
EFE

Nicaragua proyecta invertir $290 millones durante 2008 en la generación de energía eléctrica, lo que supondrá de una vez el fin de los racionamientos de luz, informaron fuentes del sector.
El presidente de la Cámara de Comercio Americana-Nicaragüense (Amcham) y gerente general de la empresa generadora Energética Corinto, César Zamora, aseguró a la prensa que esas inversiones provendrán del sector privado tanto nacional como extranjero.
Esas inversiones contarán con el apoyo del Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega y países amigos, así como organismos multilaterales de cooperación, añadió.
La fuente anotó que $100 millones, de esas inversiones, serán donados por Taiwán, que entregará a Nicaragua plantas térmicas que generarían hasta 30 megavatios de energía en el primer trimestre de 2008.
Zamora agregó que en el proyecto Amayo, en el municipio sureño de Rivas, se invertirán $90 millones para la construcción y puesta en operación de una planta de generación a base de energía eólica.
Esos recursos serán otorgados por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), que entregó un crédito a Nicaragua por $71,2 millones para financiar esa obra, que generará 40 megavatios de energía a base del viento, y el resto por fuentes locales.
El empresario también mencionó una inversión por $40 millones para construir la hidroeléctrica Hidropantasma, en el norte de Nicaragua, que generaría 15,7 megavatios de energía con recursos renovables, aunque no especificó la fuente.
También incluyó $20 millones que invertirá la empresa española Unión Fenosa, encargada de distribuir la energía en este país centroamericano, y $40 millones que desembolsará la estatal Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Entresa) en el área de distribución.
El titular de Amcham consideró que con esas inversiones se superará la crisis de energía que atraviesa Nicaragua, que durante este año sufrió apagones de energía de hasta 12 horas por falta de generación.
Desde hace tres años Nicaragua afronta una crisis energética que se agudizó este año por falta de liquidez en el sector, frecuentes averías de plantas generadoras obsoletas y la continua subida de los precios del petróleo.
El 75% de la energía que consume Nicaragua, 510 megavatios diarios, se genera en base a derivados del petróleo.
El déficit en la generación ha alcanzado hasta 100 megavatios por problemas técnicos, económicos y embistes de la naturaleza.
Ver comentarios