Logo La República

Miércoles, 21 de agosto de 2019



GLOBAL


Netanyahu y Abás se verán cada dos semanas

Redacción La República [email protected] | Viernes 03 septiembre, 2010



Netanyahu y Abás se verán cada dos semanas
Israelíes y palestinos retoman diálogo con nuevo optimismo y viejos recelos

Los israelíes y palestinos retomaron ayer con optimismo las negociaciones para una paz duradera en Oriente Medio, tras 20 meses congeladas, pero deben pasar cuanto antes de la retórica a los hechos si desean la paz, afirmaron ayer expertos.
La secretaria de Estado, Hillary Clinton, auspició ayer las primeras negociaciones directas entre el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, para lograr un acuerdo que resuelva el conflicto y permita la creación de dos Estados en coexistencia pacífica, reuniéndose cada dos emanas a partir del 15 de setiembre.
Tanto Clinton como los dos líderes reconocieron que, ante el tortuoso camino que tienen por delante, el esfuerzo requerirá decisiones “difíciles” y, según el propio Netanyahu, “concesiones dolorosas”.
Expertos consultados ayer por Efe indicaron que las partes llegaron a la mesa de las incipientes negociaciones con la misma retórica de siempre y los viejos recelos, y tendrán que tomar pasos concretos si de verdad quieren vivir en paz.
“Más allá del lenguaje romántico que hemos oído, los palestinos quieren ver pasos concretos de parte de los israelíes, que reflejen su retórica y sentimientos. Sin eso, las posibilidades de lograr la paz son escasas”, dijo Yousef Munayyer, director ejecutivo del Fondo para Jerusalén y el Centro Palestino en Washington.
“Por ejemplo, el congelamiento de los asentamientos judíos en Cisjordania es clave. Los palestinos tienen una desconfianza muy arraigada porque los asentamientos sólo han aumentado, y la moratoria actual ha sido ignorada centenares de veces”, se quejó Munayyer, al referirse a la prórroga de diez meses aceptada por el Gobierno israelí que vence el próximo 26 de septiembre.
Los israelíes no han cumplido con sus obligaciones dentro de la llamada “Hoja de Ruta” de 2003 pero, en esta nueva ronda de negociaciones, EE.UU. “debe jugar un papel clave para hacer cumplir esas obligaciones”, argumentó Munayyer.
Morton Klein, presidente de la Organización Sionista de EE.UU., tuvo sus propias quejas, al considerar que las negociaciones “no tienen virtualmente ninguna posibilidad de éxito” si, como mínimo, los palestinos no toman medidas contundentes contra los grupos terroristas y cesan su retórica incendiaria contra Israel.
No hay paz ni seguridad en la Franja de Gaza y la ANP está lejos de ser “un ángel”, además de que “no está cumpliendo con los compromisos contraídos en Oslo” para combatir a los grupos terroristas y poner fin a la incitación al odio antisemita, enfatizó Klein.
Pese a las posiciones atrincheradas, Aaron David Miller, ex negociador del Departamento de Estado y ahora analista en el Centro Woodrow Wilson, dijo a la cadena televisiva CNN que sí existe una ventana de oportunidad para la paz en la región.

Washington
EFE