Enviar
Mirando al cielo

Desde 2003 se viene presentando un fuerte incremento en las construcciones verticales, y para este año se espera que sigan aumentando


Rebeca Sequeira
[email protected]

El gran auge de las edificaciones verticales, alternativa que surgió para concentrar a la población en zonas urbanas, se viene observando desde hace cinco años.
Entre las zonas que presentan el mayor incremento en este tipo de construcciones se encuentran las áreas de más crecimiento del país como Escazú, Jacó y San José centro, gracias a la facilidad de servicios, infraestructura y clima, entre otros.
“Las construcciones verticales son una idea nueva en el país, pero no así en el mundo, y es importante que las zonas más pobladas de nuestro país cuenten con un tipo de estructura más compleja,” comentó José Luis Salinas, arquitecto del Grupo Inmobiliario Del Parque.
Además, se toma como punto a favor el precio de los terrenos, la afluencia de extranjeros, la seguridad que este tipo de inmuebles ofrece y su privacidad.
Sin embargo, hay zonas de Costa Rica en las cuales se ha regulado con mayor dureza la construcción de edificios de gran altura, como en el caso de Escazú y Santa Ana.
Esta medida se ha venido incorporando por parte de las municipalidades debido a las grandes cantidades de permisos que se estaban tramitando para construcciones de más de tres o cuatro pisos.
“Hay diversas zonas del país que necesitan ser pobladas con torres verticales, como la cuidad de San José, sin embargo, lugares como playas y áreas de conservación no deben de ser tomados dentro de estos, uno de los fines principales de la construcción vertical es evitar seguir dañando el medio ambiente”, dijo Salinas.
Diversos sectores de la capital no cuentan con un tipo de regulación muy exigente por parte de la Municipalidad, lo que hace más factible la construcción de esta clase de inmuebles.
“Un ejemplo de ello es la Sabana, que con el inicio del proyecto de repoblamiento de San José ha “suavizado” la normativa en cuanto a permisos de construcción. Otros sectores en los que se puede ver esta modalidad son la zona del Pacífico Central, principalmente Jacó, y las áreas de mayor densidad de Guanacaste, como Tamarindo y el Coco”, dijo Danny Quirós, analista de mercados de Colliers International.
La clase de inmueble que presenta el mayor auge es el residencial y se espera que para este año se siga presentando un fuerte incremento en las construcciones de tipo vertical.
Ver comentarios