Enviar
Millonario destrona al Rey en negocio de hamburguesas

La cadena de hamburguesas Burger King tomó una dramática decisión en agosto. Destronó a King, la mascota que protagonizó sus publicidades con diversos aspectos durante más de 50 años. Tomó la medida de comercialización la nueva dirección de la empresa, nombrada luego de que en 2010 se hiciera cargo de la cadena 3G Capital Inc., firma de inversión de Nueva York con raíces en Brasil.
La compra de Burger King Holdings Inc. por 3G Capital significa que la cadena tiene un nuevo monarca: Jorge Paulo Lemann, fundador de 3G. Lemann, de 72 años, es una figura legendaria en las finanzas brasileñas. En 1971, cuando Brasil estaba bajo un gobierno militar, fundó el primer banco de inversión moderno del país, Banco de Investimentos Garantía SA, informa Bloomberg Markets en su edición de noviembre. En décadas posteriores, surgió como uno de los hombres de negocios más prolíficos de Brasil.
La mayor transacción de Lemann fue la adquisición por $52 mil millones de Anheuser-Busch Cos. por InBev NV en 2008.
InBev se formó a partir de Interbrew SA de Bélgica y Cia. de Bebidas das Américas, o AmBev, de Brasil –el mayor fabricante de cerveza de América del Sur y origen de gran parte de la fortuna de Lemann-. Su participación en Anheuser-Busch InBev NV estaba valuada en $8.900 millones a mediados de septiembre, según los datos que reunió Bloomberg. Burger King y sus otras carteras suman varios miles de millones más.
AB InBev es el mayor fabricante de cerveza del mundo, con más de 200 marcas, entre las que se cuentan Budweiser, la cerveza de mayor venta en los Estados Unidos; Brahma y Skol, las cervezas líderes en Brasil; Beck’s; y Stella Artois. Cuando fundó Anheuser Busch en el siglo XIX, Adolphus Busch presentó a su bebida como el Rey de las Cervezas, eslogan que todavía aparece en algunos envases de Budweiser.
Uno de los admiradores de Lemann es el magnate del petróleo y la minería Eike Batista, el hombre más rico de Brasil, según los datos de Bloomberg.
“Jorge Paulo creó toda una cultura de gestión empresarial en Brasil que es extraordinaria”, dijo Batista, de 54 años. “Motivaba a sus empleados permitiéndoles tener participación en las ganancias –medida agresiva pero que lleva a resultados”.
Lemann es un hombre solitario. Concedió su última entrevista a los medios en 2008 y no aceptó ser entrevistado para esta nota, como lo hicieron sus dos socios de siempre, Marcel Herrmann Telles y Carlos Alberto da Veiga Sicupira.
Juntos, estos tres hombres dirigen 3G y Stichting AK, firma con sede en los Países Bajos que tiene una participación mayoritaria en Anheuser-Busch inBev. A través de 3G y otras compañías privadas, también tienen participaciones en el minorista de Río de Janeiro Lojas Americanas SA; São Carlos Empreendimentos e Participações SA de São Paulo, una empresa inmobiliaria; y CSX Corp. de Jacksonville, Florida, una de las compañías de ferrocarriles de carga más grande de los EE.UU.
Lemann y sus socios son famosos por su duro estilo de gestión empresarial. Este se sintió de inmediato en Burger King, compañía que compraron por $24 la acción a la firma de capital riesgo de Texas TPG Capital Inc. y otros inversionistas.
En el momento de la adquisición, la compañía ocupaba un lejano tercer lugar en facturación y ganancias detrás de McDonald’s Corp. y Wendy’s Co. y estaba perdiendo terreno. Bernardo Hees, ex director de operaciones de All América Latina Logística SA, firma que controlaban Lemann y sus socios, fue nombrado máximo responsable ejecutivo y rápidamente eliminó cientos de puestos de trabajo.
La mayor parte de los miembros del directorio renunciaron y la nueva conducción puso fin a la relación de la compañía con la agencia de publicidad Crispin Porter Bogusky LLC, y luego depuso a la mascota King.

Sao Paulo
Bloomberg


Ver comentarios