Enviar
México pedirá más préstamos

México buscará incrementar la toma de préstamos en el extranjero en 2012 tras captar $3 mil millones este año con ofertas internacionales, más que cualquier otro país de América Latina.
El gobierno pedirá autorización al Congreso para aumentar la deuda externa neta en $7 mil millones en 2012, por encima del incremento de $5 mil millones que le fue concedido este año, según el proyecto de presupuesto presentado el 8 de septiembre.
Mientras que los países en desarrollo de Brasil a Colombia están restringiendo las ventas de deuda en el extranjero para contener el alza de sus monedas, México ha recurrido a los mercados mundiales tres veces este año para aprovechar costos de los préstamos que están en un mínimo récord en los Estados Unidos y apuntalar sus reservas de divisas. México vendió $15 mil millones de bonos fuera de su mercado local desde 2009, más que los $7 mil millones vendidos en los tres años anteriores, en tanto Brasil en ese mismo período redujo sus ventas un 12% a $6.900 millones.
La falta de emisiones de “deuda soberana de alta calidad” de las naciones en desarrollo contribuirá a fomentar la demanda de más bonos mexicanos, dijo Jeremy Brewin, que colabora en la administración de $3.500 millones en deuda de mercados emergentes en Aviva Investors de Londres. “El interés por la deuda externa soberana es bastante fuerte de modo que para México no creo que emitir otros $7 mil millones sea una dificultad”, agregó.
El rendimiento de los bonos de referencia del gobierno en dólares con vencimiento en 2020 este año bajó 92 puntos básicos, o 0,92 punto porcentual, a 3,57%, según los datos que recopiló Bloomberg. El rendimiento es de 1,80 punto porcentual más que el de los bonos del Tesoro estadounidense de similar vencimiento y un punto básico más que los bonos brasileños.
México vendió $1 mil millones más de los bonos con vencimiento en 2020 en febrero a alrededor del 4,84%, trece meses después de que una oferta inicial obtuvo un rendimiento de 5,27%.
Las emisiones están trayendo dólares a la segunda mayor economía de América Latina, colaborando con los esfuerzos del gobierno para apuntalar las reservas de divisas luego de que cayeran 11% en una semana durante la crisis financiera global de 2008. Las reservas treparon de $75.100 millones en octubre de 2008, cuando los funcionarios vendían dólares para detener la caída del peso, a un récord de $137 mil millones el 2 de septiembre, según los datos reunidos por el banco central.
El incremento de las reservas de divisas garantiza un aumento de la calificación crediticia, señaló el gobernador del banco central Agustín Carstens.

México
Bloomberg

Ver comentarios