Enviar
México sortea crisis en EE.UU.


Ciudad de México -- Félix Barrón trabajaba por el salario mínimo en un aserradero en El Salto, México, porque fue el único empleo que pudo encontrar. Cuando su salario de 45 pesos al día ($4,34) ya no le alcanzaba para mantener a su familia, se mudó a Ciudad Juárez, a 965 kilómetros, para trabajar en las maquiladoras de autopartes en la frontera con Estados Unidos.
Ahora, un nuevo proyecto carretero de 12 mil millones de pesos hizo que Barrón regresara a su lugar de origen con su esposa e hija, en donde supervisa a 10 trabajadores y gana cinco veces lo que conseguía cortando leña.
“Es una oportunidad de mejorar”, dijo Barrón, de 37 años. “Nunca hemos tenido este tipo de trabajo aquí antes”.
México está desafiando la noción de que una desaceleración en Estados Unidos significa tiempos difíciles para su vecino del sur. El presidente Felipe Calderón planea gastar 2,5 billones de pesos ($240.700 millones) de fondos públicos y privados en caminos, energía, aeropuertos, presas y puertos durante su sex
enio. El Gobierno dice que los primeros proyectos ya están estimulando las economías locales, lo que ayuda a México a soportar la crisis en Estados Unidos, que compra 80% de sus exportaciones.
“Esta es la gran historia económica del año”, dijo Gray Newman, economista jefe para América Latina de Morgan Stanley en Nueva York. “Estamos en medio de una reaceleración de la economía mexicana precisamente en el momento que la economía estadounidense está debilitándose”.
Aunque el crecimiento de la economía estadounidense fue de sólo 0,6% en el primer trimestre, la expansión desestacionalizada de México fue de 4,6%, calcula Juan Treviño, economista jefe de HSBC Holdings Plc en la Ciudad de México. El índice de precios y cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores ha subido 5,4% este año en comparación con la baja de 5,3% del S&P 500.
Los informes más recientes de superávit presupuestario, balanza comercial y empleo de México rebasaron los pron
ósticos medianos de los economistas encuestados por Bloomberg.
“Creo que las cosas han cambiado y sorprendido a todos los analistas, incluso a mí”, dijo Paulo Leme, director general de mercados emergentes en Goldman Sachs Group Inc.
El secretario de Hacienda y Crédito Público, Agustín Carstens, dijo el 12 de mayo que al terminar el mandato de Calderón en el 2012 la construcción nueva habrá sumado 0,6% al año al producto interno bruto, en parte por los empleos que se generarían.
Los nuevos proyectos de construcción también impulsarán el comercio y la inversión privada, ya que aumentarán el suministro de energía, reducirán los tiempos de transportación y facilitarán el acceso a los puertos, dijo el Gobierno.
La carretera que pasa por el Salto conecta a las ciudades de Durango y Mazatlán e incluye lo que sería el puente más elevado de Latinoamérica. Reemplaza a una carretera con curvas montañosas tan cerradas que los locales tomaban píldoras para el mareo antes de conducir por ella.
México ocupó el
lugar número 61 de 131 países en la categoría de infraestructura del Informe de Competitividad Mundial 2007-2008 del Foro Económico Mundial, por debajo de China y Botswana.
El gasto planeado por Calderón es 50% superior al monto que Vicente Fox gastó en esos proyectos del 2000 al 2006, cuando fue presidente. Eso se debe principalmente a que las ganancias por los precios récord del crudo están sumando lo que Leme calcula que serán $20 mil millones extra al presupuesto del Gobierno este año. El precio promedio del crudo mexicano subió 73% a $83,10 el barril en el primer trimestre en comparación con el año anterior.
México también está beneficiándose con el debilitamiento del dólar, que el mes pasado cotizó a su nivel más bajo con respecto al euro desde el lanzamiento de la moneda común europea en 1999. Esto abarata los productos estadounidenses en el extranjero, lo que impulsa la demanda de exportadores de Estados Unidos como General Motors Corp. y Chrysler LLC de productos hechos en México.
La caída del dólar también está aumentando la demanda de exportaciones de las empresas mexicanas porque el peso está muy vinculado al dólar. Los envíos totales al extranjero con excepción de Estados Unidos crecieron 30% el año pasado y 26% en el primer trimestre en comparación con los mismos periodos el año anterior, dijo el Banco de México.
Aun así, el efecto de la desaceleración de Estados Unidos quizá se sienta en México en el segundo y tercer trimestres, dijo el subsecretario de Hacienda, Alejandro Werner, en una entrevista el 8 de mayo con Bloomberg Television.
Además, el gasto en infraestructura quizá también atice la inflación, que actualmente es la más baja de las 12 principales economías de América Latina. En abril México tuvo el mayor incremento anual en los precios al consumidor en casi tres años, porque los costos de los alimentos y la vivienda subieron.
Ver comentarios