Enviar
Miércoles 18 Noviembre, 2009

Meta exportadora: un proceso continuo

La presente administración estableció, como una de sus metas del Plan Nacional de Desarrollo, alcanzar un nivel de exportaciones de $18.000 millones para 2010. Esto requería crecer a una tasa del 21,7% promedio anual en el periodo 2007-2010, es decir, prácticamente triplicar las ventas al exterior de bienes.
Sin embargo, una serie de shocks externos e internos como la crisis financiera a la que se ha enfrentado el mundo hace más de un año, el atraso en la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, factores climatológicos, la transición a un esquema cambiario distinto al de minidevaluaciones y el comportamiento de algunas variables económicas como la inflación, entre otros; han incidido tanto en la evolución del comercio exterior como en la producción en general.
Todo esto provocó que desde 2008 se diera una actualización en el Plan Nacional de Desarrollo, la cual consistió en que la meta para la exportación de bienes sea de US$13.500 millones y que se incluyera una meta de exportación de servicios de US$6.500 millones. Sumando ambas un total de US$20 mil millones.
Actualmente la recesión mundial parece estar finalizando. En las economías avanzadas el crecimiento anual de 2010 rondaría el 1,25%, tras una contracción del 3,5% en 2009; en las economías emergentes, el crecimiento del PIB real está previsto en casi un 5% para 2010, frente al 1,75% en 2009; por su parte, para 2010 se espera que el comercio crezca un 2,5%. Las exportaciones costarricenses han ido de la mano con este comportamiento mostrando signos de recuperación.
Es así como, las exportaciones acumuladas de bienes durante los primeros nueve meses de este año alcanzaron un valor de US$6.481,7 millones, si bien la caída se mantiene, ha ido disminuyendo su ritmo y más bien durante el tercer trimestre ya las exportaciones de bienes cayeron la mitad con respecto al primer trimestre.
En términos generales, durante los primeros tres trimestres del año las exportaciones costarricenses han presentado un componente negativo en la mayoría de los productos y sectores, incluyendo la industria de componentes electrónicos para microprocesadores que representa un 23,4% del total exportado a setiembre y cuyo repunte también empezó a darse. Por otro lado, las exportaciones de servicios llegaron a los 1.897 millones en el primer semestre del año.
Paralelo a este comportamiento, es importante analizar otros resultados. En términos de atracción de inversión extranjera directa, este Gobierno se planteó una meta de $1.500 millones al año para el periodo 2007-2010, sin embargo, esta fue replanteada definiendo un compromiso más alto, el cual es generar un monto de US$1,800 millones promedio anual. En 2008 se llegó a los $2.016 millones y en el primer semestre de este año se han contabilizado 591 millones.
Además, se debe señalar que como parte del seguimiento de la meta exportadora, a inicios de 2007 se inició un trabajo interinstitucional para mejorar el clima de inversión y la competitividad del país. Hemos avanzando positivamente en temas de infraestructura, agilización de trámites, migración, reforma de regímenes especiales, aspectos aduaneros, inserción de mercados y otros.
También estamos trabajando en temas que ayudan a disminuir, aún más, nuestra vulnerabilidad a los factores externos, entre ellos: la profundización de mercados (negociaciones con Unión Europea, China y Singapur), la aprobación a la reforma de Ley de Zona Francas, la apertura de nuevas oficinas de Procomer, el fortalecimiento de los encadenamientos productivos, la redefinición de la estrategia de atracción de inversiones con un nuevo enfoque de atraer “inversiones verdes”, una mayor promoción de la exportación de servicios, una búsqueda más proactiva de alertas y oportunidades comerciales para el sector exportador, entre otros.
El planteamiento de la meta exportadora implica mucho más que alcanzar o no una cifra, implica un proceso de coordinación y trabajo interinstitucional en procura de mejorar las condiciones que le permitan al país ser más competitivo a largo plazo. Solamente con una alianza que involucre una labor conjunta del gobierno con los empresarios y con la ayuda de los medios de comunicación para educar sobre el trabajo que el país está realizando, es que lograremos defender el crecimiento económico de cualquier tipo de factor externo o interno, y de esta manera, mantener el desempleo y la pobreza en un bajo nivel.

Marco Vinicio Ruiz
Ministro de Comercio Exterior