Enviar
Mercados esperan a Bernanke

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos estará en la mira mañana, cuando decida el futuro de la tasa de interés

Agustina Cobas
[email protected]  

Nunca antes un anuncio del Comité de Política Monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos fue tan esperado como el que se hará mañana.
La razón: la fuerte crisis crediticia que se inició en el mercado financiero ya ha comenzando a tener efectos sobre el resto de la economía, afectando las perspectivas de crecimiento y aumentando las posibilidades de una eventual recesión.
Debido a esto, los inversionistas y analistas del mercado han comenzado a especular sobre la necesidad de que la Fed disminuya la tasa de interés de referencia, que actualmente se ubica en un 5,25%.
La decisión de la Fed llega poco después de que el Banco Central Europeo resolviera mantener la tasa estable en 5,75%, como medida de contención del impacto que la crisis ha tenido.
Según encuestas realizadas por Bloomberg, la mayoría de los analistas en Estados Unidos y otros mercados apuesta a que Bernanke optará por recortar la tasa en un cuarto de punto porcentual.
Además, el consenso general es que la decisión de recortar la tasa es algo que la Fed debería haber hecho varios meses atrás, cuando los indicadores económicos comenzaban a dar señales de debilitamiento de la economía más grande del mundo.
“Definitivamente tiene que bajar la tasa, la economía ha sido muy golpeada, los mercados inmobiliario y financiero siguen afectados, pero el punto es cuánto la van a bajar, creemos que un cuarto de punto porcentual”, comentó Douglas Montero, experto en mercados internacionales.
Otros participantes del mercado coinciden con esta posibilidad.
“Creemos que van a reducir la tasa en un cuarto de punto, como respuesta a la turbulencia que aún se ve en los mercados y evitar una caída brusca de la economía”, afirmó Ana Toyama, analista de Grupo Aldesa.
Las señales no han podido ser más claras. La confianza del consumidor cayó al nivel más bajo en el último año, las ventas minoristas de agosto aumentaron menos de lo esperado, y durante ese mismo mes, hubo una disminución de 4 mil empleos, la primera caída en cuatro años.
Por otro lado, la expectativa no solo se centra en si la tasa va a bajar o no, sino también en la proporción en que podría bajar, si así lo resuelve la Fed.
Durante las últimas 14 reuniones, Bernanke hizo énfasis en el combate a la inflación, aseverando que la crisis sub prime no iba a tener mayores efectos sobre la economía.
Por esto, la baja podría llegar a ser de medio punto porcentual, pero para algunos analistas, una medida de este tipo asustaría a los mercados.
“El punto es ver cuánto va a bajar, ¿un cuarto de punto o medio? Bajarla medio punto podría tener un efecto negativo”, puntualizó Montero.

Ver comentarios