Menos rigurosidad con Grecia
Enviar
Menos rigurosidad con Grecia

Los gobiernos de Europa insinuaron que se podría dar más tiempo a Grecia para que pudiera cumplir con los objetivos de recorte presupuestario, siempre que los políticos feudales del país de las finanzas castigadas constituyeran una coalición de mando que estuviera verdaderamente comprometida con la austeridad.
Refiriéndose a las “tonterías” y la “propaganda” que constituían las conjeturas de que Grecia se retirase del euro, el primer ministro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker dijo que sólo un gobierno griego “completamente en operación” sería capaz de arreglárselas con las condiciones impuestas a los 240.000 millones de euros $308.000 millones del rescate.

Ayer, el callejón sin salida postelectoral de Grecia multiplicó las señales de estrés en los mercados europeos. El euro cayó por décima vez en once días y las acciones perdieron las ganancias de dos días. La rentabilidad de los bonos en la España recesiva, que es la próxima candidata posible a recibir respaldo financiero, llegó a su máximo en cinco meses.
Hoy a nueve días del comienzo de las maniobras postelectorales, el presidente griego, Karolos Papoulias, convocará a los líderes partidarios a presentar argumentos a favor de un gobierno de personalidades destacadas ajenas a la política. El titular del partido opositor al rescate más importante de Grecia, Alexis Tsipras, concurrirá tras haber boicoteado las reuniones de negociación que se celebraron ayer.
“El apoyo es un ida y vuelta”, dijo el Comisario Económico y Monetario de la Unión Europea, Olli Rehn. “Esperamos que se respeten los compromisos y que los objetivos fiscales sean parte nuclear de ellos”.
El gobierno provisional griego también anunciará si pagará los 436 millones de euros que vencieron ayer en un título en manos de los inversores que rechazaron la quita en los bonos. El pago completo a los bonistas causaría enojo entre los inversores que asumieron las pérdidas en la reestructuración de la deuda que se hizo este año, pese a que el pago retenido se podría interpretar como cesación de pagos.
Los inversores castigaron las acciones griegas, lo que llevó a una baja del 4,6% en el índice ASE a 584,04 ayer, que es su mínima desde noviembre de 1992. La caída aumentó el desplome del 11 por ciento de la semana pasada.
Entre las preguntas que rondan a las autoridades responsables, está la de si hay que facilitar las condiciones vinculadas a las inyecciones financieras de Grecia con el fin de mantenerla dentro del euro o bien, en caso de que fracase, el modo como contener los daños de lo que sería una salida sin precedentes.
Antenoche no hubo respuestas. Al igual que en 2010, cuando se improvisaron el primer rescate y el primer fondo de ayuda extensiva a Grecia, el camino por seguir lo marcarán los líderes políticos más destacados. Su próxima cumbre es el 23 de mayo en Bruselas y es la 18ª desde el estallido de la crisis.
La primera ministra alemana, Angela Merkel, figura dominante en dos años de contención a la crisis, dijo que Grecia “siempre” formaría parte de la Unión Europea, bloque de 27 naciones con un mercado común, reglamentación societaria y política comercial.

Bloomberg

Ver comentarios