Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Menos petróleo de sobra es el menor problema de dueños de buques

Bloomberg | Viernes 27 mayo, 2016

Las tarifas para los tres principales tipos de petroleros serán más bajas en 2017 que este año, según las medianas de 12 estimativas de analistas compiladas por Bloomberg para cada navío. Shutterstock/La República


 Los dueños de los buques cisterna que transportan el crudo del mundo estuvieron entre los pocos que se beneficiaron mucho de un colapso en los precios del petróleo que comenzó a mediados de 2014. Ahora llega la otra cara de la moneda.
La depresión fue provocada por el exceso de petróleo más perdurable en una generación, que llenó a las empresas de transporte marítimo de más cargamentos de los que podían soportar y bajó los costos del combustible, que constituyen el mayor gasto de la industria.
Las tarifas subieron tanto que los dueños emprendieron la mayor ola de expansión de flotas en un lustro. Ahora, justo cuando esa ola de nuevos pedidos agranda la flota, el exceso de crudo que elevó las tarifas en un principio está empezando a disiparse.
Todavía se transportará mucho más petróleo. En 2017, los productores del mundo extraerán unos 445 millones de barriles más que el año pasado, de los cuales cerca de dos quintos se mueven por el mar. El problema es que para entonces, la flota expandida será capaz de entregar por lo menos 1.500 millones de barriles más por año.
“Los dueños de los barcos se apresuraron a pedir nuevos buques cisterna para beneficiarse de la disparada de las tarifas a mediados de 2014 y en 2015”, dijo Burak Cetinok, consultor superior de Hartland Shipping Services, en Londres. “Pero desde entonces cambió la dinámica del mercado y esa enorme cantidad de barcos podría quedarse sin suficiente crudo para transportar. Por supuesto, esto reducirá sus tarifas diarias”.
Las tarifas para los tres principales tipos de petroleros serán más bajas en 2017 que este año, según las medianas de 12 estimativas de analistas compiladas por Bloomberg para cada navío. Los modelos más grandes de la industria, los llamados “petroleros muy grandes”, ganarán $37.750 por día el año que viene, lo que sería el valor más bajo desde 2014.
Se proyecta que la flota de los tres tipos más grandes de petroleros del mundo crezca un 11% en los 24 meses hasta 2017, según datos de Clarkson Research Services, una unidad del agente marítimo más grande del mundo. La producción de petróleo se expandirá cerca de 1,3% durante el mismo periodo, de acuerdo a la Administración de Información sobre Energía de Estados Unidos.
Las tarifas de los petroleros entraron en un boom a fines de 2014, cuando Arabia Saudita condujo a los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo a una estrategia de defensa de la participación de mercado en lugar de apuntalar los precios. El enfoque inundó de cargamentos los mercados en tanto el mayor exportador mundial incrementó sus exportaciones hasta el nivel más elevado en décadas y se dispararon los envíos de Iraq, Emiratos Árabes Unidos y Kuwait.
Esto ejerció demasiada presión sobre la capacidad de los depósitos en tierra firme de los países importadores, lo cual provocó retrasos de los barcos, y disminuyó el precio del crudo y del combustible para barcos derivado de este, hecho que obligó a algunas petroleras internacionales a solicitar que se navegara a velocidades más bajas.
Ahora, esas condiciones favorables para los dueños de barcos en el mercado de petróleo están comenzando a revertirse. Los stocks se expandirán a una tasa de tan solo 200 mil barriles por día en el segundo semestre de este año, una reducción del 85% en relación con los primeros seis meses, según la Agencia Internacional de Energía, asesora de países consumidores de petróleo. Barclays pronostica que el mundo extraerá 500 mil barriles diarios de crudo menos de los que necesita el año que viene.