Enviar
Encuesta otorga cinco puntos de ventaja al republicano sobre su rival demócrata
McCain supera a Obama

Senador de Illinois debe enfrentar en cinco días la convención de su partido

Washington
EFE

Un nuevo sondeo en el que John McCain aventaja por primera vez a Barack Obama demuestra que no es fácil transformar el entusiasmo de sus seguidores en ventaja electoral, justo en vísperas de la Convención demócrata.
Obama no consigue despegarse de su rival republicano John McCain en los sondeos.
La encuesta del centro Zogby sitúa en cabeza al senador republicano por Arizona, con un 46% de la intención de voto, frente al 41% de Obama, y llega sólo cinco días antes del arranque de la Convención demócrata en Denver (Colorado).
El giro de fortuna se produce tras un mes de ataques contra Obama por parte de la campaña de McCain, quien ha presentado a su rival en distintos anuncios televisivos como una simple celebridad, alguien que podría no estar listo para asumir las riendas del país.
Los republicanos criticaron también la oposición de Obama a las exploraciones petrolíferas de alta mar y se burlaron de su reciente gira por Oriente Medio y Europa.
La estrategia parece haber dado resultado, a la luz no sólo del sondeo recién divulgado, sino de una media de encuestas realizada por la cadena de televisión CNN, que muestra que Obama tiene una ventaja de tres puntos, irrelevante desde el punto de vista estadístico, e inferior a los ocho puntos de julio.
Bill Schneider, analista político de CNN, dice que McCain y su equipo están aplicando las tácticas de la senadora demócrata Hillary Clinton, quien compitió y perdió contra Obama en las primarias.
Al igual que Clinton, los asesores de McCain también han sembrado dudas sobre la capacidad de liderazgo de Obama, un político de 47 años que lleva sólo tres como senador en Washington.
Obama, que hasta ahora había insistido en mantener el espíritu positivo de su campaña, que se nutre de su mensaje central de cambio y esperanza, ha adoptado un tono más beligerante esta semana al regreso de sus vacaciones en Hawai, su estado natal.
“Voy a gana
r. No os preocupéis”, dijo el domingo en un acto de recaudación de fondos en San Francisco en el que reconoció el nerviosismo que existe en las filas del partido ante el desgaste de la campaña orquestada por los republicanos.
“Todo lo que quiere hacer John McCain es hablar de mí”, añadió, para insistir en que lo que buscan sus rivales es infundir miedo sobre una posible presidencia de Obama porque no tienen otros argumentos para ganar en noviembre.
En los últimos días, ha insistido también en el vínculo entre McCain y las políticas fallidas de la actual Casa Blanca y ha retratado a su rival como un político que actúa en función de los sondeos y que está desconectado del ciudadano de a pie.
Obama concentra gran parte de su atención en la debilidad económica del país, un tema que discutió este miércoles en Virginia, donde trató de convencer a los votantes de que es el candidato mejor preparado para abordar los problemas internos de Estados Unidos.
Pero la encuesta divulgada ayer muestra que McCain tiene nueve puntos de ventaja sobre Obama (el 49 frente al 40%) entre los votantes, cuando a estos se les formula la crítica pregunta de quién sería el mejor gestor económico.
Casi la mitad de los votantes aseguró que esa es su principal preocupación de cara a las elecciones del próximo 4 de noviembre.
McCain, un veterano de Vietnam y prisionero de guerra, insiste, por su parte, en que es el candidato con credenciales más sólidas en los asuntos de seguridad nacional y política exterior.
El conflicto en Georgia, que ha recordado las peores pesadillas de la Guerra Fría, y la inestabilidad en Pakistán tras la dimisión del presidente Pervez Musharraf han reforzado el ya considerable protagonismo de la política exterior en la actual carrera por la Casa Blanca.
Ver comentarios