Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



GLOBAL


"Máxima alerta" en Texas para contener ébola

EFE | Lunes 06 octubre, 2014

Un equipo de control participó en las labores de limpieza en los Apartamentos Ivy en Texas, en donde se hospedó el primer paciente diagnosticado con ébola en Estados Unidos. AFP/La República


"Máxima alerta" en Texas para contener ébola

Las autoridades del Estado de Texas señalaron que se mantienen en "máxima alerta", mientras observan de cerca a la decena de personas que tuvieron contacto directo con Thomas Eric Duncan, el primer paciente diagnosticado con ébola en EE.UU. y cuya condición ha empeorado de manera drástica en las últimas horas.
"Todos estamos en alerta máxima y es la forma que debe ser", dijo David Lakey, comisionado del Departamento de Salud.
"Queremos que los hospitales en Texas, y en todo Estados Unidos, se mantengan alertas para identificar a pacientes que puedan tener síntomas consistentes con el ébola y que puedan haber estado recientemente en los países afectados", precisó.
Durante una rueda de prensa conjunta, el director del Centro de Control y Enfermedades (CDC), Thomas Frieden, señaló que de las diez personas con mayor riesgo de contagio, siete son parte del personal médico que atendió a Duncan y tres de su entorno familiar.
Duncan, el liberiano que contrajo el ébola en su país y ahora recibe tratamiento en un hospital de Dallas (Texas), ha experimentado un deterioro en su condición de salud, al pasar de "seria a crítica", de acuerdo al equipo médico que lo atiende en el Hospital Presbiteriano.
El juez Clay Lewis Jenkins, a cargo de la emergencia en Texas, señaló que las autoridades estatales se hallaban en la búsqueda de una persona con "bajo riesgo" de contagio, con el fin de determinar con precisión si tuvo un contacto directo con Duncan.
Horas después, confirmó que los efectivos policiales locales hallaron a esta persona, que ya se encuentra bajo observación.
"Quiero enfatizar que esta persona no ha cometido ningún delito y es una persona de bajo riesgo", resaltó Jenkins, quien añadió que la última vez que fue visto, no tenía fiebre ni presentaba síntomas de haber contraído la enfermedad.
Varios medios locales han identificado a la persona como un indigente que fue trasladado al hospital en la misma ambulancia que Duncan, poco después de que el paciente fuera internado, tras lo cual aparentemente se escondió.
Tal como informó Frieden, las autoridades sanitarias han identificado a 114 personas susceptibles de haber tenido contacto con el paciente, de los cuales descartaron a 66 por confirmarse que no tuvieron un contacto con Duncan, mientras que otras 10 personas si lo tuvieron.
Agregó que las otras 38 personas estarían dentro de un grupo en el que no se ha podido precisar el grado de contacto que tuvieron con Duncan, las cuales también están bajo observación.
"Estas 48 personas van a estar bajo seguimiento durante 21 días para tomarles la temperatura y si presentan fiebre, serán aisladas de forma inmediata para realizarles la prueba, y si tienen ébola serán tratadas y se determinará si han tenido algún tipo de contacto con alguien más", detalló Frieden.
El director de los CDC puso de relieve la labor de las autoridades sanitarias locales, que en coordinación con la agencia han logrado identificar a todos las personas que pudieron tener contacto con Duncan.
Frieden afirmó que la agencia que dirige se ha visto inundada en los últimos días de un promedio de 800 llamadas telefónicas diarias, un reflejo de una "entendible preocupación" ciudadana por una posible propagación de la enfermedad.
El director de los CDC expresó, no obstante, que no tiene "ninguna duda" de que Estados Unidos detendrá los pasos del ébola en Texas.
Sobre Duncan, el máximo responsable de los CDC manifestó que hasta ahora el paciente no ha recibido ningún tratamiento experimental y que, en caso de que su familia y equipo médico determinen que ello sea una opción, el único medicamento disponible es el TKM-Ebola, el mismo con el que fue tratado Rick Sacra, el tercer estadounidense contagiado con la enfermedad.

Texas/EFE