Enviar
Mattel se disculpa con China
Multinacional promete asumir responsabilidad por juguetes defectuosos

Beijing
Xinhua

Thomas Debrowski, un ejecutivo de la fabricante de muñecos estadounidense Mattel, ofreció el viernes excusas a un alto funcionario chino por los inconvenientes que ha causado a los consumidores chinos tras retirar millones de juguetes de fabricación local, y se comprometió a asumir la responsabilidad.
Durante su reunión con Li Changjiang, jefe de la Administración General de Supervisión de Calidad, Inspección y Cuarentena, Debrowski admitió que la gran mayoría de los juguetes retirados por su empresa no presentaba errores de fabricación por parte de China sino defectos de diseño.
Según un comunicado de prensa dado a conocer por un abogado de Mattel, 17,4 millones de juguetes han sido retirados debido a imanes que podrían caerse fácilmente, mientras que el número de aquellos retirados a causa de niveles inadmisibles de plomo fue de 2,2 millones.
"Los retiros relacionados con los imanes están fundamentados en problemas relativos al diseño, y esto no tiene nada que ver con que los juguetes hayan sido fabricados en China", explica el documento.
"Mattel no exige a los fabricantes chinos que asuman la responsabilidad por los retiros relacionados con los imanes debido a dichos problemas de diseño", sostiene.
La comunicación admite, además, que los retiros relacionados con el plomo fueron "demasiado inclusivos", pues la compañía estaba "comprometida en aplicar los más altos estándares de seguridad en sus productos".
"Las inspecciones posteriores también confirmaron que parte de los juguetes retirados cumplía con los estándares de Estados Unidos", señala el comunicado.
Los mismos altos estándares para los retiros han sido aplicados en la Unión Europea y otros países, a pesar del hecho de que algunos de estos productos podrían haber satisfecho los estándares locales de seguridad, puntualiza Mattel en el comunicado.
La agencia Bloomberg reportó el 11 de setiembre que los retiros del mercado de artículos chinos por parte de compañías de Estados Unidos casi se triplicaron en los últimos tres meses, amenazando con reducir el ingreso desde el exterior para el mayor exportador mundial de productos para el consumidor.
Mattel Inc., el mayor fabricante mundial de juguetes, la semana pasada retiró más productos de China contaminados con plomo, lo que elevó el valor de los bienes chinos tóxicos y peligros que se sacaron del mercado a $430 millones desde el 6 de junio, de $152 millones un año antes, según datos extraídos de la Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor de Estados Unidos. El valor de los bienes retirados de las estanterías estadounidenses este año suma $1.080 millones.
Los productos de venta minorista están alimentando la expansión de China. La economía grande crecimiento más dinámico del mundo exportó $344 mil millones en bienes para el consumidor el año pasado. Los escándalos de seguridad que incluyeron pasta dental contaminada, neumáticos defectuosos y juguetes dañinos han perjudicado las ventas en compañías como Mattel y Menu Foods Income Fund, propietario de un fabricante canadiense de comida para mascotas.
“Ahora mismo ‘Made in China’ (Hecho en China) podría hacer que los consumidores tomen una pausa un poco más larga de la que hubieran tomado'”, dijo Sean McGowan, analista de Wedbush Morgan Securities a Bloomberg.
Ver comentarios