Enviar
Jueves 21 Noviembre, 2013

La mayor parte de la población no se preguntó nunca ni por el currículum de los candidatos a presidentes; ustedes juzgarán dónde pueden estar las raíces de nuestros problemas


Mapeo de líderes

Me causó mucha curiosidad que “nadie” sabía que Costa Rica tenía representación en la NASA más allá del muy sonado Franklin Chang D. La científica costarricense Sandra Cauffman lleva más de 25 años en esta, la que es una de las agencias más importantes del mundo, y sus logros vinieron a hacerse públicos “apenas por casualidad”... sus proyectos han sido muchos, pero los costarricenses recién nos enteramos.
Afortunadamente las autoridades de impulso comercial desde y hacia nuestro país, han hecho muy buen mapeo de las regiones, las industrias, los volúmenes y los tipos de productos que se transan, el tipo de régimen en el que se clasifican.
Más que válido, me parece necesario y aplaudible.
El argumento explícito por el que me refiero a esto es porque quisiera que como país hiciéramos un esfuerzo similar por conocer qué están haciendo esos ticos que están marcando la diferencia —dentro o fuera de nuestro territorio.
En año/periodo preelectoral se hace muy popular la frase: “No hay por quién votar”, las elecciones de 2014 definitivamente no están haciendo la excepción, una vez más elegiremos al menos malo, una vez más nos resultarán cuatro años eternos por las malas decisiones políticas que tomamos como sociedad y nos arrepentiremos de haber sido “cómplices” de perpetuar la mediocridad de nuestro sistema político.
Con el respeto que me merecen las personas cultas de este país, creo que tenemos muchísimo camino por recorrer en materia de cultura general sobre historia de nuestra sociedad, sobre historia de nuestros gobiernos, de nuestras empresas, de nuestros líderes rurales.
Aunque creo sumamente importante tener una sociedad educada, lo que me preocupa ahora mismo es que no estamos recopilando las moralejas de nuestros propios fallos... no se mejora el futuro de una persona, muchísimo menos el futuro de un país si no se aprende del pasado: hoy, será pasado: mañana.
Necesitamos empezar a reconstruir de diferente manera lo que no nos está llevando a ningún lado. Nos guste o no, la clase política de los países orienta al pueblo hacia el progreso o lo hunde en el subdesarrollo.
En una conversación en la que nos quejábamos de la mediocridad de los políticos ticos, los argumentos nos llevaron a la triste conclusión de que estas personas son el reflejo del promedio de los ticos. ¿Acaso el promedio de los ticos somos subdesarrollados?
Planteado en otras palabras: ¿le falta liderazgo al costarricense promedio? Como sociedad debemos identificar quiénes, desde una perspectiva progresista, se salen del promedio; empezar a darle seguimiento a qué hacen, en qué escenarios se han convertido en líderes, dónde están, por qué están ahí.
La teoría de gestión de equipos pone como una máxima: conocer a su gente. La mayor parte de la población no se preguntó nunca ni por el currículum de los candidatos a presidentes; ustedes juzgarán dónde pueden estar las raíces de nuestros problemas.
Resolvámonos a buscar un futuro más promisorio para nuestros sectores privados y públicos. Ejecutemos proyectos que no merecen postergación. Costa Rica necesita mejores opciones.

Alejandra Esquivel G.

Gerente GEFISA
[email protected]