Enviar
Manufactura pierde peso en exportaciones brasileñas

Río de Janeiro
Xinhua

Brasil, dueño de la mayor planta industrial de América Latina y gran proveedor internacional de productos como aviones y teléfonos celulares, tiende cada vez más a perder espacio mundial como exportador de manufacturas.
Pese a que han crecido en medio de la crisis mundial, las exportaciones brasileñas tienden a ser cada vez más de productos básicos y cada vez menos de productos industrializados.
Los resultados de la balanza comercial brasileña en los últimos meses y un estudio divulgado esta semana por la consultora Ernst & Young confirmaron esas tenencias.
Los datos de la balanza comercial demostraron que el impacto de la crisis económica internacional sobre las exportaciones brasileñas fue mayor sobre los productos manufacturados que sobre los semi-manufacturados o sobre las materias primas.
Por esa razón, Brasil consiguió un elevado superávit en su balanza comercial de abril, pero básicamente gracias al fuerte crecimiento de su venta de materias primas a China.
Tan solo las exportaciones brasileñas de petróleo a China crecieron un 230% en abril frente al mismo mes del año pasado y se ubicaron en 462 millones de dólares.
Las exportaciones de manufacturados, por su parte, registraron en abril, por cuarto mes consecutivo, un desempeño inferior al de los otros productos.
Las ventas externas de productos manufacturados en abril fueron en un 27,4% inferiores a las del mismo mes del año pasado, en tanto que las exportaciones en general apenas se redujeron un 8% en la misma comparación.
Esa caída del 27,4% en las exportaciones de manufacturados contrastó con la reducción de apenas el 17,2% en las ventas de semi-manufacturados y un aumento del 27,4% en los embarques de productos básicos (materias primas).
De acuerdo con un análisis del Instituto de Estudios para el Desarrollo Industrial (IEDI), tras el fuerte impacto de los últimos meses del año pasado, cuando la caída de la demanda externa y de las cotizaciones de las materias primas derrumbaron las exportaciones brasileñas, las ventas han registrado una recuperación en los cuatro primeros meses de 2009.
Pero el aumento de las ventas apenas se ha sustentado por la subida de las cotizaciones internacionales de las materias primas y una mayor demanda mundial por estos productos.
“Un análisis de los datos de la balanza comercial indica que el impacto adverso de la crisis ha sido más intenso en la categoría de bienes industrializados de mayor valor agregado, que es afectada principalmente por la caída de la demanda externa”, según el Instituto.
“La comparación del resultado de abril con el de los meses anteriores muestra que la asimetría entre el desempeño de los bienes manufacturados y de las exportaciones totales aumentó desde febrero”,agregó dicho centro de estudios económicos.
Mientras que las exportaciones totales bajaron un 18,7% en febrero, un 14,8% en marzo y un 8% en abril, las de productos manufacturados cayeron un 26,6% en febrero, un 27,1% en marzo y un 27,4% en abril.
La diferencia entre ambas reducciones, que era de 7,9 puntos porcentuales en febrero, subió hasta 12,3 puntos porcentuales en marzo y hasta 19,4 puntos porcentuales en abril.
El retroceso de las ventas externas de productos manufacturados en abril fue prácticamente generalizado.
Los productos con mayor caída de las ventas en comparación con abril del año pasado fueron los aceites combustibles (-75,1%), los aparatos de transmisión y recepción (-39,9%), las autopartes (-33,4%), los neumáticos (-31,7%), los calzados (-30,6%), el etanol (-28,7%), los automóviles de pasajeros (-22,9%), los laminados planos (-21,7%) y los aviones (-16,3%).
Esas cifras de la balanza comercial sirven para confirmar un estudio divulgado el martes por la consultora Ernst & Young y por el centro brasileño de estudios económicos Fundación Getulio Vargas (FGV) que prevé una caída en la participación de Brasil en las exportaciones mundiales hasta 2030.
Según el estudio, con el aumento de las exportaciones de materias primas (que tienen menor valor agregado) por encima de los productos industrializados, Brasil perderá cada vez más, en valores, participación en las ventas externas mundiales.
Ver comentarios