Enviar

"Un día fuimos sorprendidos por esa dura noticia de que nuestro comandante en jefe, luego del tratamiento que se estaba haciendo, se le encontró lamentablemente una reincidencia de esa enfermedad"


Maduro: cáncer de Chávez es un duro golpe

201303012257260.i2.jpg
En ocasión de la rendición de cuentas, Nicolás Maduro rindió homenaje e hizo un reconocimiento a Hugo Chávez, quien se encuentra aún en el Hospital Militar. AFP/La República
El vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, reconoció el golpe duro que supuso para el Gobierno la reaparición del cáncer del presidente, Hugo Chávez, durante 2012 y subrayó que el mandatario nunca abandonó sus responsabilidades.
Maduro hizo de su informe de gestión de 2012 en la Asamblea Nacional, un momento de homenaje y reconocimiento de Chávez sin dar un sólo dato nuevo ni ofrecer una actualización del estado de salud del hombre que ha gobernado Venezuela desde 1999 en las alrededor de dos horas y media que duró su intervención.
El vicepresidente recordó cómo desde el principio de año, cuando en febrero surgió la primera recidiva del cáncer del que fue operado en junio de 2011, hasta el final, en diciembre, cuando admitió la segunda reincidencia, todo el 2012 estuvo marcado por la enfermedad de Chávez.
"Un día fuimos sorprendidos por esa dura noticia de que nuestro comandante en jefe luego del tratamiento que se estaba haciendo (...) se le encontró lamentablemente una reincidencia de esa enfermedad", afirmó Maduro al aludir al hallazgo de la recidiva del cáncer que Chávez desveló el pasado 8 de diciembre.
Ese día el jefe de Estado anunció que volvería por cuarta ocasión en 18 meses al quirófano.
"Eso fue un golpe muy duro para todos y todas, bueno, de dolor e inmediatamente brotó la solidaridad del pueblo, de todos", añadió el vicepresidente.
Tras ser intervenido quirúrgicamente el pasado 11 de diciembre, Chávez inició un "complejo" postoperatorio que lo mantiene recluido en el Hospital Militar de Caracas, adonde llegó hace diez días después de casi dos meses de recuperación en Cuba, con una insuficiencia respiratoria que lo obliga a usar una cánula traqueal.
Según Maduro, Chávez, de 58 años, afrontó en 2012 "tres batallas simultáneas y trascendentales", las dos primeras ante las reincidencias del cáncer que le fue diagnosticado a mediados de 2011 y luego por la Presidencia del país que conquistó por tercera ocasión consecutiva en los comicios del 7 de octubre.
Recordó que en febrero pasado el jefe de Estado enfrentó una primera recaída y resaltó el coraje y la vitalidad "con que afrontó esos momentos tan difíciles".
Puntualizó que pese a ello Chávez "no abandonó jamás las responsabilidades fundamentales sobre la construcción de este proyecto nacional Simón Bolívar", superando "sus limitaciones en medio de un gran esfuerzo".
Hablando de la gestión del Ejecutivo, Maduro destacó que en Venezuela no hay un "gobiernito".
"Este Gobierno que ustedes ven aquí, y hay que decirlo, esto no es un gobiernito, nosotros no somos un gobiernito. Nosotros somos una revolución popular en el poder, una revolución socialista, un pueblo en el poder", apuntó.
Destacó los éxitos del Gobierno en materia social, los reconocimientos internacional en materia de lucha por la seguridad alimentaria y en el combate a la pobreza, y una vez más elogió el desempeño económico del país.
Luego atacó a la oposición aunque le reconoció al excandidato presidencial opositor en las elecciones de octubre, Henrique Capriles, la admisión de la derrota el 7 de octubre.
"Fuimos sorprendidos", señaló en alusión a lo que tildó de "gesto positivo" para el funcionamiento democrático del país.
El líder de la oposición venezolana, Henrique Capriles, acusó al Gobierno que Maduro encabeza en ausencia de Chávez de ser un "gobiernito" y una pandilla de mediocres.


Caracas/ EFE



 

Ver comentarios