Enviar
Lo que se veía venir

La aprobación por parte de Aresep del primero de dos aumentos solicitados en las tarifas del consumo eléctrico, significará un 9,4% más que deberán pagar los costarricenses a partir del viernes 14 de este mes, cuando la decisión saldrá publicada en el diario oficial La Gaceta, según lo informa hoy una nota de LA REPUBLICA.

La creciente demanda eléctrica y el atraso en la construcción de nuevas plantas para atenderla, es lo que origina el problema que ahora recae directamente sobre los bolsillos de los costarricenses.

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) arrastra un faltante de 200 megavatios de energía que compensó con el alquiler de dos plantas térmicas, pero esa energía es cinco veces más cara que la producida a base de recursos renovables como el agua, viento, gas o calor, debido al alto costo de los derivados del crudo.

Es decir, que el castigo al sector productivo y a la población en general que es sobre quien recae al final todo el incremento, ya sea por consumo directo de electricidad o por el alza en los costos de producción, se origina en las políticas equivocadas que, en su oportunidad, impidieron al ICE realizar las inversiones necesarias para generar más por medio de nuestros recursos renovables.

Los sectores alimentario, industrial y exportador alertan ya sobre el fuerte impacto que el aumento traerá sobre los costos de producción.

Más allá del hoy inevitable ajuste que se prolongará e incrementará a lo largo de todo 2009, la perjudicial experiencia debería servir al menos para que la población se mantenga siempre atenta y vigilante del cumplimiento de funciones de las más importantes instituciones del país y de las eventuales malas decisiones políticas que en algún momento les impidan cumplir adecuadamente con su deber de servicio a los costarricenses.

Por ahora, la población deberá pensar seriamente en iniciar el camino hacia una nueva cultura de consumo que, de todos modos, en la actual condición del planeta es la correcta.
Ver comentarios