Liberación de general reanudó diálogos de paz en Colombia
Juan Manuel Santos, presidente colombiano afirmó que se crea un clima propicio, para seguir con el proceso de paz con la guerrilla. Bloomberg/La República
Enviar

Liberación de general reanudó diálogos de paz en Colombia

Juan Manuel Santos, presidente colombiano afirmó que la liberación del general Rubén Darío Alzate y sus dos acompañantes por parte de las FARC crea un clima propicio para seguir con los diálogos de paz con esa guerrilla en Cuba, interrumpidos desde el secuestro del grupo hace dos semanas.
Los tres liberados por las FARC explicaron su secuestro a Juan Carlos Pinzón, ministro de Defensa.
El Ministerio de Defensa divulgó en Twitter una fotografía en la que puede verse a los tres liberados junto con Pinzón y miembros de la cúpula de las Fuerzas Militares, presumiblemente en la base aérea de Rionegro, donde el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) entregó a los liberados sobre el mediodía.
Aunque no han trascendido más detalles, se presupone que se encuentran explicando los pormenores de su secuestro, ocurrido en el caserío de Las Mercedes, en una remota zona del departamento del Chocó (noroeste), la misma región en la que ayer fueron liberados.
En la fotografía se ve a la derecha al general Alzate y el cabo Rodríguez vestidos con el uniforme militar de campaña, sentados en un sofá junto con la abogada, que usa ropa deportiva de color negro, mientras hablan con Pinzón y con el mando militar.
Entre el ministro y los tres liberados están Jaime Lasprilla, comandante del Ejército y Juan Pablo Rodríguez Barragán, jefe de las Fuerzas Militares también con uniforme de combate.
La presencia de Pinzón otorga relevancia a un encuentro que va más allá de la mera cortesía por ellos, ya que no se vio un gesto semejante en la última entrega de secuestrados de las FARC, que liberaron el martes a dos soldados a los que recibió Jorge Enrique Bedoya, viceministro de Defensa.
En esa ocasión, el ministro y el general Rodríguez Barragán visitaron posteriormente a los soldados en el Hospital Militar Central en Bogotá.
El secuestro del general Alzate abrió la peor crisis del proceso de paz con las FARC pues dio lugar a que, por su alta graduación, Juan Manuel Santos, presidente de Colombia ordenara la suspensión de los diálogos de paz que mantiene desde hace dos años en La Habana.
Tras la decisión, el país comenzó a formularse preguntas que ahora, una vez resuelto el secuestro, espera sean respondidas con prontitud.
La más acuciante de ellas es cómo es posible que un general a cargo de una unidad antiguerrilla pudiera adentrarse sin protección en una zona donde las FARC son especialmente fuertes.
Alzate, además, no avisó a las autoridades locales de su presencia en la región, a la que acudió vestido de civil y sin los escoltas que por cuestiones de seguridad deben acompañarle siempre.
Se espera que, tras concluir la reunión, los tres recién liberados sean trasladados a Bogotá y posteriormente llevados al Hospital Militar Central para pasar un exhaustivo reconocimiento médico.

Bogotá/EFE


Ver comentarios