Enviar
¿Legalizar las drogas?
El escritor Sergio Ramírez, de visita en el país, conversó con Magazine de su nueva novela y sobre narcotráfico

Carmen Juncos
[email protected]

La nueva novela del nicaragüense Sergio Ramírez, “El cielo llora por mí” (Alfaguara), traducida pronto al inglés, que aborda el tema del narcotráfico en su país, ha sido un éxito de crítica y público en España y se vende en toda Latinoamérica.
El candente tema es tratado sin descripción de actos violentos, crueldad ni sangre, aunque el lector sabe que todo eso está ocurriendo.
“Junto con la derrota electoral en 1990, en Nicaragua, hubo una derrota ética. Los valores de solidaridad, honestidad y otros fueron sustituidos por antivalores y entró la filosofía del dinero fácil, que entroncó directamente con el narcotráfico”, dice el escritor.
“Por eso ahora esa gente tiene que navegar en esas aguas luchando por sobrevivir en un medio que cambió aunque ellos no han cambiado”.
Esta es una guerra mucho más compleja que la anterior Guerra Fría. Es una guerra económica que no tiene nombre ni apellido, y lo peor es que si antes Mesoamérica era puente para el paso de la droga hacia Estados Unidos ahora se ha convertido en zona también de consumo aunque en muy poca cantidad. Pero cuando el pobre se hace adicto a ese consumo termina robando y hasta matando para seguir, explica Ramírez.
“Y uno se pregunta por qué nunca se oyen noticias sobre investigaciones y descubrimientos acerca de quienes distribuyen las drogas dentro de Estados Unidos”.
Ramírez fue miembro de la Comisión de Drogas y Democracia de la región y luego de mucho estudio el año pasado, escuchando a expertos y a las principales autoridades en la materia en el mundo, recomendaron a la Convención de Viena iniciar, con la marihuana, un proceso de legalización de las drogas como única forma de acabar con el terrible flagelo y el poder del narcotráfico.
El escritor terminó ya una investigación para su próxima obra, que tratará la vida y la época de las escritoras costarricenses Yolanda Oreamuno y Eunice Odio. Dedicará los próximos seis meses a escribirla por lo que espera que el año entrante esté a la venta también.
Ver comentarios