Enviar
Leasing tecnológico para entidades financieras

Como una medida para ahorrar impuestos, gestionar activos y adaptarse rápidamente a los cambios tecnológicos la banca está apostando más fuerte al leasing tecnológico.
El arrendamiento también le abre nuevos horizontes para ofrecer servicios a grupos financieros regionales que han empezado a enfocarse en un ciento por ciento a la banca electrónica.
La compañía CSI Leasing, especializada en arrendamiento de equipo tecnológico, estima lograr un incremento del 20% en la generación de nuevos contratos con empresas corporativas y de gobierno en Centroamérica y el Caribe.
Una de las razones del crecimiento es el retraso tecnológico causado por la última crisis económica que obligará a un importante porcentaje de empresas a actualizar sus plataformas.
“Casos estudiados por CSI revelan que el rezago tecnológico trae implícito un alto riesgo operacional y económico”, explicó Sergio Sáenz, director general de CSI Leasing Centroamérica & Caribe.
Como ejemplo citó que una importante entidad bancaria en Singapur, tras una falla en sus sistemas, dejó a sus clientes sin acceso a más de 1.000 cajeros automáticos, banca electrónica y servicios móviles por más de siete horas. Como resultado, la entidad reguladora obligó a la entidad a reservar $230 mil millones para cubrir el riesgo operativo, y adoptar medidas preventivas como diversificación de proveedores, revisión del core bancario, rediseño de las redundancias de su plataforma de TI, establecimiento de sistemas y redes en el Centro de Comando para el monitoreo constante la operación y el buen estado de la plataforma de TI.
“El rezago tecnológico se debe principalmente a las limitaciones presupuestarias que impone el sistema tradicional de propiedad en el cual un 90% de los recursos disponibles se consume en mantenimiento, administración y actualización de los sistemas y equipos adquiridos, quedando únicamente un 10% para la Innovación y adopción de nuevas tecnologías”, agregó Sáenz.
Ver comentarios