Enviar
Latinoamérica auxilia a exportadores ante caída del dólar

Sao Paulo
Bloomberg

Los Gobiernos latinoamericanos están ayudando a sus exportadores, al percatarse de que el rápido fortalecimiento de las monedas de la región amenaza con reducir las ventas al extranjero y afectar el crecimiento económico.
Andrés Velasco, ministro de Finanzas de Chile, dijo el 13 de marzo que hay una “reacción exagerada” en los mercados cambiarios y se comprometió a estar “atento” a los problemas de los exportadores. El ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, anunció el 12 de marzo medidas para debilitar el real y contrarrestar la “caída libre” del dólar. Argentina dijo el jueves de la semana pasada que venderá $4 mil millones en los mercados cambiarios para debilitar el peso.
“Les preocupa el fortalecimiento de la moneda, y les preocupa el efecto en el desempeño de las exportaciones”, dijo M
arcelo Carvalho, economista sénior de Morgan Stanley en São Paulo.
Las monedas de la región se han fortalecido por el alza en los precios de las materias primas que exportan, como soja, cobre, mineral de hierro y café. Esto hace que los productos fabricados en Latinoamérica sean relativamente más caros en un momento en que el crecimiento mundial está desacelerándose y Estados Unidos, el mayor cliente de la región, está al borde de una recesión.
Brasil está preparando recortes de impuestos e incentivos para ayudar a las exportaciones de 25 industrias, dijo el 13 de marzo el ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Miguel Jorge.
El peso chileno ha subido 25% en los últimos 12 meses contra el dólar estadounidense. El real de Brasil se ha fortalecido 25% y el peso colombiano ha avanzado 19%.
“El alza en las monedas latinoamericanas es un espejo de la depreciación del dólar estadounidense”, dijo Boris Segura, economista de Morgan Stanley en Nueva York.
Brasil anunció el 12 de marzo un impuesto de 1,5% a las compras de instrumentos de renta fija denominados en reales para los inversionistas extranjeros. El país también eximirá a los exportadores de un gravamen de 0,38% a las compras de divisas a fin de bajar los costos de las exportaciones.
“Nuestro plan es evitar un efecto abrupto en el tipo de cambio y contribuir a mitigar, de manera suave, la caída libre del dólar”, dijo Mantega.
Velasco, de Chile, dijo el 13 de marzo que el mercado cambiario ha reaccionado exageradamente al precio de las materias primas. El peso chileno ha subido 15% contra el dólar este año, más que ninguna otra moneda monitorizada por Bloomberg. El 11 de marzo alcanzó los 427,4 pesos por dólar, su nivel más fuerte desde novie
mbre de 1997.
Colombia destinó 300 mil millones de pesos ($161 millones) a subsidios para exportadores, como los fabricantes de textiles y el sector agrícola, para evitar despidos conforme la moneda se fortalece. El peso colombiano se ha apreciado 60% en cinco años y casi 9% este año, lo que ha afectado a las exportaciones, que representaron más de 18% del producto interno bruto de Colombia de $136 mil millones en 2006, según datos compilados por Bloomberg.
Anticipando la caída continua el dólar, los exportadores de Colombia pidieron al Gobierno rebajas fiscales en productos industriales equivalentes a 4% de su valor.
“Es una aspirina, pero la enfermedad que enfrentamos es mucho más grave y no hay solución a la vista”, dijo Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Exportadores de Colombia.
Incluso Argentina, que devaluó su moneda en 2002 cuando abandonó la paridad del peso argentino con el dólar estadounidense, está buscando debilitar su moneda.
Argentina venderá el equivalente en pesos de $4 mil millones en los mercados cambiarios este año y comprará dólares estadounidenses para evitar que su moneda se aprecie más, dijo el ministro de Economía, Martín Lousteau, el 13 de marzo.
Ver comentarios