Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


Las encuestas frente al TLC

Carlos Denton [email protected] | Miércoles 10 octubre, 2007


Las encuestas frente al TLC

Carlos Denton

Si se compara la votación en el referéndum con la encuesta de la CID/Gallup publicada a finales de julio en este periódico, se puede notar que ya para esa fecha los que iban a votar estaban decididos. Quizás sea irónico decirlo, pero la muy intensa campaña publicitaria, las visitas a los hogares, y tantas actividades más de ambos bandos, tuvieron muy poco impacto en lo que fue la votación el 7 de octubre.
Manifiesto con satisfacción que mi representada dio la victoria al “sí” con estrecho margen y previó una participación de 61% de los votantes.
Más interesante aún para nosotros en la CID/Gallup es que si participaba el 70% o más del padrón, era probable que ganara el “no”. Muchos de los que se declaraban indecisos, si eran obligados a votar, hubieran marcado la papeleta con un “no.” El punto mejor para el “sí” era con un 55% de participación.
La verdad es que la cuestión del TLC ha estado frente a la opinión pública costarricense por casi cinco años, y los que se habían informado e iban a votar en el referéndum ya tenían su decisión hecha hace tiempo. Los que seguían los debates creían que ganaba la persona que presentaba la posición acorde con la que ya habían tomado.
Los múltiples acontecimientos ocurridos durante los 90 días de campaña, el famoso “memo”, la intromisión de congresistas estadounidenses en el proceso, dos encuestas mal elaboradas y publicadas en un diario de gran influencia en el país, las declaraciones de un cura de San Isidro de El General que era un pecado mortal votar por el “sí”, y otros similares no tuvieron ningún impacto en el electorado.
La CID/Gallup ha sido la empresa pionera en la realización de encuestas de opinión pública divulgadas en los medios en Costa Rica, y comenzó su serie permanente en 1979, publicando sus resultados en el periódico La Nación. Fue en ese mismo medio, dirigido entonces por Eduardo Ulibarri, donde publicó en octubre de 1989, estando Daniel Ortega de visita para la inauguración de la Plaza de la Democracia, la encuesta que había hecho en Nicaragua que revelaba que el líder sandinista perdería las elecciones en ese país frente a Violeta de Chamorro.
Durante los primeros diez años de la realización y publicación de las encuestas había quienes criticaban las severamente —usualmente fueron los que no salían favorecidos por los resultados. Se hizo costumbre en el país hablar mal de las encuestas, pero igual que ahora todo el mundo las miraba y sentía que eran necesarias.
Comenzando en 1991 la CID/Gallup ha publicado los resultados de sus encuestas en LA REPUBLICA y en Repretel. Muchas veces nos preguntan por qué hacemos encuestas de opinión, que no dejan mucho dinero y son de alto riesgo, más tomando en cuenta que la mayor parte del volumen de ventas de la empresa consiste en lo que es la estrategia corporativa y estudios en el área de mercadeo. La respuesta es que los clientes empresariales e institucionales pueden usar los resultados en lo que son las encuestas de opinión pública como un “benchmark” de lo que está produciendo la empresa investigadora para los estudios que le contratan. Si se equivoca en lo que es la opinión pública, ¿cuán validos serían sus resultados en los campos de mercadeo?

[email protected]

NOTAS ANTERIORES


¡Los grandes contribuyentes!

Viernes 14 diciembre, 2018

Dicen los orientales que a los árboles más altos los golpea siempre más fuertemente el viento. Na...

2018: Balance planetario

Viernes 14 diciembre, 2018

Un país tan pequeño pero situado en una región geopolíticamente de primera magnitud como es Costa...