Logo La República

Domingo, 19 de enero de 2020



COLUMNISTAS


¿Las mismas campañas electorales municipales que las nacionales?

Vladimir de la Cruz [email protected] | Miércoles 11 diciembre, 2019


Pizarrón


En la campaña electoral que se avecina, la de las 82 municipalidades, donde en cada municipalidad se atienden problemas propios, específicos, de interés de los vecinos, habitantes y electores de cada una, se repiten de igual manera, y quizá con mayor profundidad, los problemas de la administración general del país.

A nivel nacional el Poder Ejecutivo lo gana electoralmente un solo partido político, que puede poner plenamente sus ministros considerando miembros de ese partido. Excepcionalmente se ha dado el caso que a un Gobierno de un partido se invite a formar parte de sus ministros a miembros de otro u otros partidos, como sucedió con José Figueres en 1970, o con el actual Gobierno de Carlos Alvarado.

A nivel nacional las decisiones diarias de la vida política nacional se toman en ese Consejo de Gobierno y en las acciones que realizan cada uno de los ministerios. De ello se puede deducir que el Poder Ejecutivo es el más importante porque todos los días nos afecta bien o mal, según lo podamos percibir por sus resultados.

El Poder Legislativo, integrado con fracciones de diputados de varios partidos, tiene por objeto, como su principal función, hacer las leyes, discutir los Proyectos de Ley y rechazarlos o aprobarlos, con alcance universal, para todo el país y para toda la población, en todos los efectos que esas leyes tengan.

Los Alcaldes y Vice Alcaldes que se va a elegir se asemejan al Poder Ejecutivo, solo que sin ”Ministros”. Su elección es como si el Presidente y los Vicepresidentes se eligieran sin posibilidad de un Consejo de Ministros. Y el Consejo Municipal en mucho se parece a la Asamblea Legislativa, aunque la parte de aprobación de regulaciones y ordenanzas municipales, sea poca proporcionalmente hablando a su trabajo.

Generalmente los alcaldes y vicealcaldes van con una propuesta de gobierno y los miembros de los consejos municipales, en sus distintas composiciones partidarias también van con sus propias propuestas partidarias. De manera, que se produce una gran incomunicación entre ambas autoridades, la del alcalde y la de sus consejos municipales. Chocan en sus intereses, y mutuamente se sabotean en sus propuestas, es lo más usual.

Los partidos políticos a nivel cantonal de hecho no existen nada más que para las elecciones, o de manera más específica, solo existen para el período electoral, de octubre-noviembre hasta el primer domingo de febrero. Durante todo el resto del tiempo de cuatro años, que duran en ejercicio del cargo los representantes populares de estos partidos, pasan desapercibidos, como partidos. No hacen propaganda ni difunden que hacen sus regidores y síndicos, no realizan convocatorias de afiliados o de pobladores del cantón para rendir cuentas o para informar de lo que realizan y proponen, o para movilizar en apoyo a propuestas o luchas que libran al interior de las municipalidades.

Pocas veces los partidos políticos cantonales se vuelcan sobre sus comunidades integrando las instituciones más importantes que en ellas existen. Un ejemplo de esto es el siguiente: los candidatos a la Alcaldía de San Pedro de Montes de Oca, en distintos foros y encuentros que los he oído participar, ninguno, óigase y léase bien, ninguno ha planteado nada respecto al importante papel que desempeñan en ese cantón no solo la Universidad de Costa Rica y su Ciudad Científica, sino las otras universidades que hay en el cantón, que no son pocas. No he oído una solo propuesta que indique que se va a tratar de realizar con esas universidades, y centros de educación superior, un Gran Centro Cultural y Artístico, colectivo, o de par en par con cada universidad, por parte de la Municipalidad. Es hacer, por ejemplo, de este cantón, el cantón más cultural para uso y disfrute del público, no solo del cantón, sino como polo de atracción para visitarlos. Es hacer grandes bulevares culturales desde la avenida central del cantón hasta la Universidad, por la Calle de la amargura, por ejemplo, y la calle que pasa frente a la Municipalidad, y hacer de ese circuito no solo el sitio que ya es de comidas y bebidas, sino de actividades artísticas y culturales diarias. Igual es en otros cantones.

Los programas políticos de los regidores y síndicos ni se sienten, porque ellos mismos no tienen vida y práctica organizativa política, porque sus partidos cantonales, provinciales y nacionales en los cantones no existen, ni hacen de su gestión una tribuna de agitación de problemas que ventilan y de proyectos que proponen, no hacen de su gestión una tribuna de movilización ciudadana a en apoyo a sus luchas municipales ni hacen de su gestión una tribuna de organización partidaria.

La lucha política con representantes populares en la Asamblea Legislativa y en las municipalidades deber tener esos tres ejes, agitación, movilización y organización.

Si un partido pequeño, nuevo, gobernante en el Municipio, con Alcalde y mayoría de regidores, hiciera de su gestión una acción de esa naturaleza, estaría enviado mensajes importantes a la población de que lo se hace en la Municipalidad se podría hacer a escalas más amplias si le dieran más poder, a nivel provincial, en todos los cantones de una provincia si así se participara, o a nivel nacional si así también se le diera esa posibilidad.

Las luchas iniciales del Partido Comunista de Costa Rica, a principios de la década del 30, antes de elegir a los dos primeros diputados comunistas, Manuel Mora Valverde y Efraín Jiménez guerrero, fueron dadas en la Municipalidad de San José por por Adolfo Braña rosas y Guillermo Fernández. La labor municipal ayudo mucho a la agitación, movilización y organización partidaria de esos primeros años. En el caso de este partido así funcionó al menos hasta 1948.

El otro problema que surge es que los partidos políticos apuestan mas a tener representantes en la Asamblea Legislativa que en las municipalidades. En las municipalidades le dan la atención durante el período electoral y nada más. La Asamblea Legislativa, por su naturaleza tiene la atención nacional diariamente. No hay Poder de la República más observado y seguido que éste. Sobre la labor municipal, no solo la de los alcaldes, sino la de sus Consejos Municipales, casi ni se le pone atención en medios de comunicación, nada más que cuando se produce algún escándalo que permita vender más ejemplares u ocupar atención mediática.

Falta mucho todavía para mejorar esta visión y acción del trabajo electoral municipal. Aún así siento que va mejorando levemente la atención que se pone en las elecciones municipales. Algo ayuda el interés que algunos medios de comunicación han creado para invitar a los distintos candidatos a alcaldes de los diversos cantones.

En cuanto a los candidatos a miembros de los consejos municipales, les pasa igual que en las elecciones nacionales con los candidatos a diputados, poca atención les dan. No los ocultan del todo y realizan algunos debates con los candidatos principales a diputados por provincia. No sucede así con los candidatos a regidores por cantones. Así es nuestra vida política por ahora. ¿Cambiará? ¿Mejorará? Probablemente esto dependa de todos nosotros…si ayudamos en esta tarea.






NOTAS ANTERIORES


Confianza, una variable esencial

Viernes 17 enero, 2020

Crear condiciones de certidumbre para la producción, para los consumidores, para los inversionistas, para los emprendedores, es un asunto de capital importancia

El IVA y la Cámara de la Construcción

Viernes 17 enero, 2020

Nos llamó poderosamente la atención el reportaje en La República titulado “Constructores piden intervención para revertir golpe del IVA en la actividad”,

Sinceramente

Viernes 17 enero, 2020

Las elecciones de alcalde serán el 2 de febrero.

Pequeños reinos

Jueves 16 enero, 2020

Los “pequeños reinos” no pueden manternese como naciones independientes dentro de la realidad del país







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.