Enviar
Revaluación del colón es transitoria, dicen analistas
Largo plazo favorece inversiones en dólares
Ahorrantes conservadores deben considerar volatilidad de la divisa


En una coyuntura como la actual, la caída en el tipo de cambio golpearía el bolsillo de las personas que deseen cambiar dólares por colones para hacer frente a gastos.
Un inversionista conservador, cuyo horizonte es de corto plazo, debe pensarlo dos veces antes de convertir sus ahorros a la divisa norteamericana y ser presa de los movimientos oscilantes del tipo de cambio.
La decisión sobre la colocación de los recursos dependerá en este caso de cuál moneda le provea mayor funcionalidad de acuerdo con sus compromisos financieros y gastos.
“Si la mayoría de sus erogaciones y deudas son en moneda local, un porcentaje alto de los recursos deberá ser ahorrado también en esta moneda”, comentó Gina Ampié, gerente de INS Valores.
Por esto la diversificación por moneda es lo recomendable, siempre y cuando se favorezca aquella en que estén expresadas sus obligaciones.
“A menos que el inversionista sea de perfil especulativo, la recomendación sería mantener su inversión de corto plazo denominada en la misma moneda que sus necesidades”, explicó Randall Castro, analista de E3-Corp.
El largo plazo, en cambio, es el que favorece a las inversiones en moneda extranjera.
“Para cualquier inversionista que busca aumentar el valor de su riqueza financiera en el mediano y largo plazo, es recomendable que su inversión sea denominada mayoritariamente en dólares”, opinó Castro.
El ahorro en dólares con horizonte lejano también puede resultar beneficioso como cobertura ante una eventual devaluación del colón que deteriore los ingresos. Dicho ahorro serviría para hacer frente a deudas en dólares producto de compra de vehículos, vivienda y viajes, entre otros.
Otra alternativa es que el inversor haga coincidir las fechas de redención de sus instrumentos con estacionalidades del tipo de cambio favorables a sus necesidades.
“Las estacionalidades del tipo de cambio están ya muy bien definidas. Probablemente no sea tan fácil conseguir un título estandarizado cuyo vencimiento calce perfectamente o se acerque a una fecha focal de estacionalidad del tipo de cambio, pero si es necesario, esto se puede hacer con mayor facilidad con inversiones en recompras o certificados de depósito a plazo”, indicó Castro.
Con esta afirmación coincidió Ampié, quien recomienda el estudio de los ciclos del mercado cambiario que eventualmente generan una apreciación del colón, es decir, cuando hay pago de impuestos, salarios o aguinaldos en colones, o bien evitar las mitades de mes.
“Sin embargo, en un sistema cambiario donde el tipo de cambio ya no se comporta con una pauta predeterminada de devaluación, el ahorrante debe saber que existe un riesgo cambiario, es decir, no puede garantizar un tipo de cambio determinado, ya que este depende de los flujos de divisas producto de exportaciones, e inversiones”, acotó.
En mercados internacionales, las inversiones en acciones en dólares pueden generar rendimientos atractivos producto de la recuperación de la economía, sin embargo no se recomienda para inversionistas muy conservadores.
Durante la mayor parte del primer semestre de 2009 el Banco Central intervino en el mercado cambiario mediante la venta de divisas para evitar que el tipo de cambio superara el límite superior de la banda cambiaria. Entre enero 2009 y agosto 2009 se vendieron más de $446 millones en defensa de la banda superior de intervención, sin embargo desde mediados de agosto 2009 el BCCR ha dejado de intervenir en el mercado cambiario.
Según INS Valores, esta situación anterior coincide con un tipo de cambio fluctuando lejos de las bandas y determinado por las decisiones de los agentes económicos en el mercado cambiario, por lo que la variabilidad del precio de la divisa empieza a ser mayor y el comportamiento ya no es dictado por el Banco Central de acuerdo a una pauta de devaluación preestablecida.
En 2010 el colón ha evidenciado una apreciación. A inicios de año, en el mercado mayorista de divisas Monex, la divisa se transaba en promedio a ¢564 colones por dólar mientras que la semana anterior el tipo de cambio promedio rondó los ¢515.
El comportamiento del tipo de cambio se sustenta en un exceso de divisas como resultado de la participación del sector privado en el mercado cambiario, que financia el faltante de moneda extranjera del sector público.


Juan Pablo Arias
[email protected]
Ver comentarios