Enviar
Viernes 23 Julio, 2010

La gran mentira del cemento tóxico

En relación con el artículo publicado por el Ing. César Monge el 15 de julio en este medio, Cementos David reitera a la opinión pública que Costa Rica merece un cemento de clase mundial, que se produzca con respeto al medio ambiente, y sea seguro para la salud de los costarricenses. Cementos David ratifica su compromiso de producirlo bajo esos estándares.
El proyecto de Cementos David ha sido evaluado dos veces por el SETENA y se pudo comprobar que nuestro proceso no representa riesgo alguno a la salud o al ambiente. Por ello fue ratificada nuestra licencia ambiental, como consta en las resoluciones de SETENA 1079-2008, del 28 de abril del 2008, y 402-2010, del 20 de marzo del 2010.
Por eso, la discusión alrededor de la Tabla N°3 del Reglamento Técnico sobre Cementos Hidráulicos RTCR 383:2004 no es un tema ambiental o de salud, es un problema de obstrucción a la competencia.
La realidad es totalmente contraria a lo que plantea el Sr. Monge en su artículo, el cual parece una pieza más de la campaña sistemática desplegada contra Cementos David, en distintos frentes, con el evidente y claro objetivo difamar a una empresa local que vendrá a romper el duopolio del cemento.
No es verdad, como afirma el Sr. Monge, que fueran la ciencia o la técnica las que determinaron los valores máximos de la tabla incluida en el reglamento. Consta en el expediente del reglamento RTCR 383:2004, que la tabla fue propuesta por dos transnacionales que mantienen el control del mercado del cemento en la actualidad y no se aportó el sustento técnico para los valores señalados. Todo parece indicar que los proponentes se la sacaron de la manga.
Tanto, que la Comisión para la Promoción de la Competencia (COPROCOM), ya lo ha revisado, comprobado y manifestado públicamente: los valores de la Tabla N°3 del Reglamento fueron establecidos sin ningún sustento técnico que los respalde.
Dice la COPROCOM en la opinión emitida en la Sesión Ordinaria N°09-10, referida a la Tabla N°3 del Reglamento, que “a pesar de que se señalan estudios que sirvieron de referencia al establecimiento de valores máximos de metales pesados, el Reglamento no contiene el sustento técnico y aún no se ha podido demostrar que en alguna otra parte del mundo, con estrictas regulaciones en temas ambientales, de salud pública y de calidad, se solicite el cumplimiento de determinados valores de metales pesados en la fabricación y comercialización de cemento.”
Asimismo, la COPROCOM consideró que “tal como lo establece la Ley de Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor, Ley N°7472, las restricciones al comercio deben ser sólo aquellas que se establecen con el fin de salvaguardar la salud, el medio ambiente, la calidad y la seguridad”.
En razón de lo anterior, COPROCOM envió nota a la Dirección de Mejora Regulatoria y Reglamentación Técnica, solicitándole de manera respetuosa, que analice cuidadosa y
profundamente la decisión que debe tomar en cuanto al mantenimiento o la derogatoria de la Tabla que contiene los valores máximos de metales pesados, con el fin de que se apegue a lo establecido en la normativa vigente.
Además, es falso que Cementos David producirá cemento con cenizas, como temerariamente lo insinúa el Sr. Monge. Lo producirá con clinker, yeso y materias primas locales. La suposición de que se utilizarán cenizas es errónea y no tiene ningún fundamento. La importación de materia prima efectuada por nuestra empresa se realizó con total apego a toda la normativa y regulaciones vigentes.
Costa Rica merece un mercado competitivo de cemento que beneficie a todos los consumidores. Por eso las barreras que obstaculizan la competencia y el libre comercio deben eliminarse.

Carlos Zúñiga
Gerente Técnico de Operaciones
Cementos David