Foto 1
Enviar

La caída de la inflación invalida las rebajas de tasas

Los bancos centrales de los mercados emergentes no alcanzan a rebajar las tasas de interés lo suficientemente rápido.
Las tasas reales –las de referencia menos la inflación- son ahora más altas que a principio de año en Corea del Sur, Polonia e Israel pese a una política monetaria más flexible, de acuerdo con los datos de Bloomberg.
La de India apenas se ha movido, mientras que la de China está sólo medio punto porcentual más baja. La tasa real de Sudáfrica también está más alta tras resistir la flexibilización.
En tanto México y Rusia podrían volver a flexibilizar esta semana, los bancos centrales de los países en desarrollo se enfrentan al riesgo de que, mientras las tasas reales sigan aumentando, la inflación y el crecimiento que quieren fomentar se verán inhibidos.
“La situación monetaria de los mercados emergentes se ha vuelto más ajustada en los últimos seis meses y ha habido poco apoyo al crecimiento”, expresaron los economistas de Morgan Stanley Manoj Pradhan y Patryk Drozdzik en un informe a los clientes elaborado la semana pasada.
Lo que podría estar ocurriendo es que esos bancos centrales buscan dar algo de apoyo a sus economías sin provocar un aumento del crecimiento del crédito que en última instancia podría hacer más daño que una dosis de baja inflación, escribieron Pradhan y Drozdzik.
Dieron tres razones para tal enfoque.
Primera, el crédito se disparó en los mercados emergentes luego de la crisis financiera mundial de 2008, creando el temor de una asignación ineficiente del capital que podría debilitar sus economías hoy.
Segunda, las autoridades quizá sólo quieran hacer lo suficiente para compensar la desinflación procedente del exterior por la baja del precio del petróleo y la debilidad de la demanda en lugar de fomentar la inflación nacional.
Tercera, los aumentos pendientes de la tasa de interés por parte de la Reserva Federal podrían hacer que se vieran obligados a elevar los costos de endeudamiento ellos también para prevenir nuevas bajas abruptas de sus monedas. Es mejor no bajar las tasas ahora para dar marcha atrás en unos pocos meses.
El riesgo es que, por no ser más agresivos, las economías que actualmente se ven afectadas por la debilidad de la inflación se enfrentarán a fuerzas desinflacionarias aún más fuertes, lo que les dificultará solventar sus deudas.
Entre los países en riesgo se cuentan China, Corea del Sur, Israel y las naciones del centro y el este de Europa, según Morgan Stanley. India podría tener un crecimiento más débil del que desea.

Bloomberg

Ver comentarios