Enviar
Kaspárov se suma a boicot electoral en Rusia

Rusos quieren presidente inteligente y honesto y volver a ser superpotencia según sondeos


Moscú
EFE

Garry Kaspárov, líder del Frente Cívico Unido (FCU), se unirá al ex primer ministro Mijaíl Kasiánov el próximo 10 de febrero en unas protestas callejeras para boicotear los comicios presidenciales del 2 de marzo.
“Hemos decidido apoyar a Kasiánov, cuya candidatura a la Presidencia ha sido injustamente rechazada”, señaló a Efe Denís Bilunov, portavoz del ex campeón mundial de ajedrez.
El FCU considera que las elecciones de marzo próximo suponen una “flagrante violación de la Constitución” al impedir la participación de candidatos de la oposición liberal.
“No nos queda otra opción que boicotear los comicios”, dijo.
Bilunov reconoció que es “muy probable” que las autoridades de Moscú no den autorización para la celebración de la protesta, como ya ocurriera a finales de noviembre, acto que desembocó en la detención y condena a cinco días de cárcel de Kaspárov.
La Unión Democrática Popular de Kasiánov tiene previsto celebrar la protesta entre la Plaza del Triunfo y la de Lubianka, donde se encuentra la sede del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB).
La Comisi
ón Electoral Central (CEC) rechazó el domingo la candidatura de Kasiánov por el alto porcentaje de irregularidades registradas en las listas de firmas.
Según la legislación electoral rusa, los aspirantes a la Presidencia que no cuentan con el apoyo de un partido político con representación en el Parlamento deben presentar dos millones de firmas de apoyo.
Otros líderes de la oposición liberal tacharon de “política” la decisión de la CEC, y denunciaron el hecho de que el otro candidato independiente, Andréi Bogdánov, considerado cercano al Kremlin, no encontrara ninguna traba para registrar su candidatura.
Kaspárov, que ha comparado al presidente ruso, Vladímir Putin, con los dictadores Franco y Pinochet, declinó presentarse a las elecciones de marzo al no haber sido capaz de organizar un congreso para ser elegido candidato al Kremlin.
Por otro lado los rusos quieren que su futuro presidente sea un político inteligente y honesto, que devuelva a Rusia el estatus de superpotencia, según un sondeo divulgado ayer por el Centro Levada.
Para el 67% de los encuestados, la principal cualidad de un presidente ruso debe ser su inteligencia, mientras que la honestidad es importante para el 60%, informaron las agencias rusas.
Otras cualidades que debería tener un jefe de Estado son capacidad de liderazgo (40%), experiencia en gestión económica (37%), voluntad de hierro (32%), capacidad de escuchar y asumir compromisos (25%), y tener formación académica (24%).
Para el 51% de los rusos, la principal tarea del presidente consiste en lograr que Rusia recupere su estatus de superpotencia.
Otras de sus funciones deberían ser el fortalecimiento de la ley y el orden (45%), distribuir de forma justa los ingresos “entre los ciudadanos corrientes” (41%) y continuar las reformas con atención especial a las cuestiones sociales (37%).
Para el 37% de los encuestados, el futuro inquilino del Kremlin debe reforzar el papel del Estado en la economía, mientras que el 28% espera recuperar los ahorros perdidos durante los años 90.
Ver comentarios