Logo La República

Lunes, 17 de diciembre de 2018



FORO DE LECTORES


Jugando a policías y ladrones

| Martes 30 octubre, 2007


Jugando a policías y ladrones

Carlos Jesús Mora
[email protected]  

¿Quién no recuerda el tradicional juego infantil policías y ladrones? Yo lo jugué con mis amigos de la infancia en los parques y pabellones de la escuela.
Consistía en que unos eran los policías y otros los ladrones, los primeros dibujaban una cárcel con tiza en el pavimento, una vez listo se daban unos segundos de tiempo para que los “ladronzuelos” corrieran y empezaran a ser perseguidos por los pacos, el juego terminaba una vez que todos eran capturados.
En Costa Rica este es el juego diario de nuestro Ministerio de Seguridad y el hampa, juego que con el pasar de los años ya es más moderno, pues dentro de poco se realizará con 3 mil cámaras de vídeo.
El Estado se endeudará en más de $18 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), para dar a los policías estas cámaras y que así capturen a los delincuentes, para que al final, como el juego de nuestra infancia, queden en libertad, y otro día vuelvan a ser capturados.
Es iluso por parte del Gobierno decir que con estas 3 mil cámaras se combatirán la delincuencia y el crimen, que Costa Rica se colocará a la vanguardia en América Latina en materia de seguridad ciudadana.
Actualmente ya operan dispositivos de estos en la capital y no se han visto resultados sustanciales.
Para nadie es un secreto que el país carece de leyes racionales y acordes con nuestra realidad, hoy los que roban a mano armada, los que matan por celulares, tenis y los que atropellan a un ciudadano y se dan a la fuga son capturados y puestos en libertad pocas horas después.
Los delincuentes que día a día son encerrados tienen amplios expedientes delictivos pues son recurrentes en sus quebrantamientos al orden público.
Por más cámaras que se instalen en todo el país, sin leyes oportunas y drásticas, esta inversión será un rotundo despilfarro.
Lo más irresponsable, las altas autoridades del Gobierno son conscientes de esto y no ponen sobre el tapete ninguna iniciativa para salvaguardar nuestra seguridad.
Esta administración no puede ampararse en el proyecto “Un País sin Miedo”, dado a conocer hace unos meses por Laura Chinchilla, vicepresidenta y ministra de Justicia, pues a todas luces es un proyecto de prevención y no de acción, que es lo que más precisa y exigimos todos los costarricenses hoy en día sin distinción de clases sociales.
Hasta la fecha no veo plasmada ninguna iniciativa o proyecto por parte de “los más de mil que pensaban en nuestra seguridad” en la pasada contienda electoral.
Hoy como costarricense hago un llamado al presidente de la República, Oscar Arias, y al ministro de Seguridad, Fernando Berrocal —quienes suscribieron este acuerdo con el BCIE— para que no jueguen más a policías y ladrones y respondan responsablemente al llamado de más de 4 millones de habitantes en el país, quienes clamamos por una mayor seguridad y castigos más drásticos a los antisociales.