Jueza argentina bloquea pago de deuda con reservas
Enviar
Jueza argentina bloquea pago de deuda con reservas

Buenos Aires-Los bonos argentinos bajaron de precio por vez primera en siete días después que una jueza federal bloqueó un decreto de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner que autoriza el uso de reservas en divisas para amortizar deudas.
La jueza federal Claudia Rodríguez Vidal ordenó el miércoles al Ministerio de Economía que se abstenga de usar $4.4 mil millones de los fondos que Fernández había destinado a pagar a los bonistas.
Los bonos también se desplomaron después que senadores de la oposición dijeron que rechazarán el nombramiento de Mercedes Marcó del Pont como presidenta del Banco Central.
Los legisladores han cuestionado la transferencia de las reservas ordenada el 1 de marzo por la economista al Tesoro tras el decreto de Fernández.

Fernández dijo en un discurso al país por televisión que quería asegurarles a los acreedores que Argentina pagará su deuda y que ella no permitirá que una jueza provoque un impago de deuda.
Fernández nombró a Marcó del Pont después de despedir a Martín Redrado como presidente del banco central por no apoyar su plan de usar reservas con un decreto anterior, que un tribunal federal bloqueó en enero.
Marcó del Pont, que ha dirigido el banco desde que Fernández la nombró hace un mes, no compareció ante una comisión del Senado que la había citado para que explique por qué transfirió las reservas antes de que los legisladores tuvieran una oportunidad de debatir los decretos.
La opositora Coalición Cívica (CC) denunció ayer a la presidenta argentina por presunta “desobediencia judicial” al ignorar un fallo que impedía al Ejecutivo utilizar reservas monetarias para el pago de deudas soberanas.
Fuerzas de oposición habían logrado que la Justicia impidiera la constitución de un fondo con $6.5 mil millones provenientes de reservas del Banco Central, cuya creación decretó Fernández en diciembre pasado.
Ante una segura anulación en el Parlamento de esa medida, el lunes pasado la mandataria derogó el decreto de diciembre y firmó otros dos, uno de ellos ordenando la creación de un fondo con $4.3 mil millones del Banco Central, destinado a la cancelación de los servicios de deuda con tenedores privados correspondientes a 2010.
El mismo lunes, el Banco Central transfirió los recursos a cuentas del Tesoro argentino.
Según Bullrich, estos “decretos son gemelos”, lo que constituye una “burla” a las decisiones judiciales.

Ver comentarios