Enviar
Joven protagonizó tiroteo en escuela

Washington
EFE

Un joven de 14 años armado dejó ayer a cinco personas heridas en una escuela de la ciudad estadounidense de Cleveland (Ohio) de la que había sido expulsado por mala conducta y posteriormente se quitó la vida, según fuentes policiales.
Entre las víctimas alcanzadas por las balas se encuentran dos hombres adultos de 57 y 42 años, profesores de la escuela Success Tech y dos estudiantes varones de 17 y 14 años.
La quinta persona afectada es una joven de 14 años que resultó herida en una rodilla mientras huía del caos. Sus heridas, por tanto, no son de arma de fuego.
Todos ellos se encuentran en situación estable y, según fuentes oficiales, de momento no se teme por sus vidas.
Las autoridades todavía no han informado de los detalles de este suceso.
Testigos presenciales indicaron a los medios de comunicación locales que el autor de los disparos es un joven que había sido sancionado sin ir a la escuela porque se había visto envuelto en una riña a principios de esta semana.
El estudiante, calificado por sus compañeros como una persona "extraña", ya había realizado anteriormente amenazas contra la escuela.
Success Tech tiene 165 estudiantes y 30 profesores.
El establecimiento fue fundado hace cinco años con una subvención de la Fundación de Bill y Melinda Gates con el compromiso de ser una escuela superior concentrada en temas tecnológicos en la que cada alumno tendría acceso a su propio ordenador.
A pesar de la violencia que azota a las escuelas superiores de Estados Unidos, Success Tech no tiene detectores de metales, algo que es tristemente habitual en los centros escolares estadounidenses.
Success Tech se autocalifica en su página Web como una escuela superior "pequeña y no convencional que provee un ambiente de aprendizaje en el que todos los estudiantes creen que tienen capacidad de conseguir el éxito".
El enfado por la suspensión de que fue objeto el agresor parece ser el motivo por el que el adolescente apareció ayer en la escuela portando un arma en cada mano, y abrió fuego de manera indiscriminada.
Los estudiantes, según las mismas fuentes, se protegieron de los disparos detrás de los muebles y por los suelos.
El incidente de Ohio se produjo seis meses después del tiroteo de la Universidad Técnica de Virginia, en el que el estudiante surcoreano Cho Seung Hui mató a 32 estudiantes, antes de quitarse la vida. Ese ha sido el peor incidente de violencia en un centro académico de la historia de Estados Unidos.

Ver comentarios