Jorge Manuel Chacón - Costa Rica y el arbitraje internacional
Enviar

Costa Rica y el arbitraje internacional

En 2011 fue aprobada la Ley sobre arbitraje comercial internacional basada en la ley modelo de la Comisión de las Naciones Unidas para el desarrollo mercantil internacional que entró en vigencia el 25 de mayo de 2011.
Mejor conocida como Ley 8937, nos permite a partir de ese momento poder tener una Ley de Arbitraje Internacional.
Costa Rica cuenta con condiciones objetivas que favorecen su designación como sede de arbitrajes internacionales, como su estabilidad, respaldada por una tradición de paz y seguridad civil; un sector de servicios fuerte y sofisticado, atractivos turísticos naturales. Una envidiable situación geográfica que nos sitúa en el medio del continente, lo que nos hace un país de fácil acceso. Además de costos relativamente bajos (si se compara con los estándares europeos o norteamericanos) para todos aquellos servicios paralelos que la realización de un proceso de arbitraje internacional requiere como: infraestructura hotelera, y toda serie de peritajes a cargo de gran diversidad de profesionales (ingenieros, médicos, arquitectos, contables, etc.). Y una jurisdicción que ofrece condiciones óptimas como sede de arbitraje, al tenor de las recientemente aprobadas directrices internacionales.
No obstante, a pesar de tales ventajas competitivas, conviene no perder de vista que si la consolidación del arbitraje nacional tomó poco más de una década, es de esperarse que nuestra oferta como país sede de arbitrajes internacionales, pase igualmente por todo un proceso de desarrollo y consolidación, que dé nacimiento a una cultura propia de la dinámica que la internacionalización exige.
El país necesita la capacitación de toda una base amplia de profesionales que manejen de forma expedita reglamentos, principios, regulaciones y conceptos propios de tal instancia.
Inspirados en tal meta, un grupo de profesionales en derecho decidimos hacer uso de las posibilidades de divulgación y apoyo institucional que brinda el Club Español del Arbitraje (CEA) y fundamos el Capítulo Costarricense del mismo.
Hasta el momento, las gestiones se limitaban a organizar conversatorios sobre diversos temas de interés y relevancia para el arbitraje en general y a colaborar en la logística del Tercer Congreso de Arbitraje Internacional, celebrado el pasado mes de febrero en nuestro país.

Este año, estamos dando inicio a la presente columna con el objetivo de crear un espacio de reflexión e intercambio de ideas que contribuyan de manera efectiva y puntual al desarrollo de esa necesaria cultura de arbitraje que permita a nuestro país a mediano plazo ocupar un lugar de vanguardia como eventual centro regional de arbitrajes internacionales.

Presidente Capítulo Costarricense del CEA
[email protected]



Ver comentarios