Enviar

La mandataria ha dado su apoyo a Japón para su aspiración de ser miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU

Japón sacó lo suyo

En medio de la actual turbulencia que llevará a grandes cambios mundiales en las actividades productivas y en las formas de vida de las sociedades, los países y bloques regionales existentes o en procesos de formación o de cambio, se ven en la difícil tarea de intentar encontrar un rumbo acertado en una coyuntura, tan compleja como dependiente de poderosos factores exógenos.
Bamboleándose en esta realidad, Costa Rica enfrenta la necesidad de reencontrarse con su peculiar forma de desarrollo que en el pasado dio muy buenos resultados, distinguiéndola en la región y que hoy requiere un nuevo gran plan - país.
Para retomar esa senda de progreso el país debe encontrar una fórmula que regrese a su sociedad la posibilidad de disponer de buenos servicios de salud, de educación, de seguridad ciudadana y de moderna infraestructura.
Ese es el marco para desatar una poderosa ola productiva que genere lo suficiente para reencontrar también la equidad y la adecuada distribución de la riqueza necesaria para la paz familiar y por lo tanto social.
En medio de este panorama es que la presidenta Chinchilla deja el país, sumido en turbulencias internas de diverso orden, y se dirige a Japón con una ambiciosa agenda en mano.
De esa agenda, que incluye estrechar las relaciones bilaterales con ese país, y promover el comercio, las inversiones y las energías limpias entre otras, habremos de esperar para ver si hay resultados.
Nuestro país sigue siendo un pequeño destino apto para realizar inversiones y negocios, donde el cambio más importante registrado en los últimos tiempos que pudiera afectar a los inversionistas es la inseguridad, un factor que encarece los costos al tener que implementar seguridad privada.
En cuanto a expectativas japonesas, en cambio, sí vemos ya resultados concretos porque la mandataria ha dado su apoyo a Japón para su aspiración de ser miembro no permanente del Consejo de Seguridad.
Es decir, que Japón ha obtenido ya lo suyo del viaje de la mandataria a ese país. Lo nuestro, habremos de esperar para verlo y valorarlo si se concreta en desarrollos de beneficio para Costa Rica.


Ver comentarios