Istmo golpeado por fuertes lluvias
Enviar
Istmo golpeado por fuertes lluvias

Al menos 34 muertos, cuatro desaparecidos y millonarias pérdidas por aguaceros e inundaciones

Panamá
EFE

Al menos 34 muertos, cuatro desaparecidos, miles de afectados y millonarias pérdidas económicas dejaron las fuertes lluvias que cayeron sobre Centroamérica en desde la semana pasada, informaron ayer fuentes de socorro de la región.
Las lluvias que han azotado Costa Rica han causado la muerte de 18 personas, dejado a 18 mil más afectadas y cobrado $67 millones en pérdidas materiales.
En Nicaragua se elevó a ocho el número de muertos por las lluvias que han caído en ese país desde la semana pasada, con los cuatro fallecidos registrados ayer en la ciudad de Matagalpa, según distintas fuentes.
También se reportan en Matagalpa cuatro desaparecidos, 17 barrios afectados y daños materiales aún no cuantificados que han dejado las inundaciones causadas por el desbordamiento del Río Grande.
La fuente precisa que un total de 16.126 personas que forman 3.306 familias de 143 comunidades de diez departamentos (provincias) han resultado afectadas, de las cuales 8.381 han sido evacuadas y llevadas a 48 centros de albergue temporales por las lluvias de los últimos días.
En Honduras, la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO) levantó el miércoles las alertas de peligro y prevención declaradas ante un temporal lluvioso que causó cinco muertos el pasado fin de semana.
Las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC) de Panamá confirmaron la muerte de una niña de ocho años y de un octogenario que fueron arrastrados por ríos crecidos el pasado viernes en las provincias de Chiriquí (occidente) y Herrera (centro) del país, respectivamente.
En El Salvador, el Gobierno mantiene la alerta verde (preventiva) en todo el territorio nacional a causa de las lluvias y desmontó los albergues donde hasta el martes se mantenían 828 evacuados.
En Guatemala, las autoridades no han reportado víctimas mortales por las fuertes lluvias que han caído sobre su territorio, pero sí considerables pérdidas económicas y daños en algunos cultivos agrícolas en la costa sur y en regiones del noroccidental, por el desbordamiento de los ríos.

Ver comentarios