Enviar
Ahmadineyad ofrece compartir tecnología nuclear

Presidente iraní aseguró estar dispuesto a trasladar conocimientos a países no alineados

Teherán
EFE


Mahmud Ahmadineyad, presidente iraní, ofreció ayer trasladar los conocimientos de Irán en la tecnología nuclear a los miembros del Movimiento de Países No Alineados (NOAL), mientras criticó duramente la política de Estados Unidos respecto a su país.
Ahmadineyad, en un discurso ante la reunión ministerial del NOAL, inaugurada ayer en Teherán, acusó a Estados Unidos, sin nombrarlo, de presionar al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) para “privar a Irán de su derecho” a poseer la tecnología atómica.
Asimismo, acusó a “algunas potencias arrogantes” de aprovecharse de los derechos humanos para conseguir objetivos políticos, y pidió a los Estados en vías de desarrollo “resistir los intentos (de esas potencias) de imponer su hegemonía a través de la globalización”.
Las palabras del mandatario iraní fueron aplaudidas en varias ocasiones por los participantes en la conferencia del NOAL, en la que participan delegaciones de más de cien países, y que deliberará durante dos días sobre “los derechos humanos y la diversidad cultural”.
“La República Islámica está dispuesta a ofrecer su logros nucleares a través de programas de educación a los otros Estados conforme a las leyes del OIEA y bajo su supervisión”, dijo el gobernante iraní.
Tras reiterar que las actividades iraníes son “pacíficas”, Ahmadineyad advirtió de la imposición de nuevas sanciones internacionales contra su país por su negativa a suspender el enriquecimiento de uranio.
Al mismo tiempo, defendió la situación de los derechos humanos en la República Islámica, mientras criticaba sobre todo la “ocupación de Irak” y “la matanza de miles de palestinos”, acciones que, en su opinión, “llevan a cabo aquellos que dicen ser los defensores de los derechos humanos”.
“Aquellos que dicen que abogan por los derechos humanos son quienes han establecido las prisiones para torturar a la gente, mientras intentan privar a Irán de su derecho a conseguir la tecnología nuclear”, dijo Ahmadineyad.
El líder iraní se refirió al acuerdo alcanzado en agosto pasado por Irán y el OIEA para solucionar las “cuestiones pendientes” en el caso nuclear iraní y reiteró que con ese entendimiento “Irán considera que ese dossier está cerrado”.
Los responsables iraníes han manifestado en varias ocasiones que con su cooperación con el OIEA intentan conseguir que el caso nuclear sea tratado sólo por esta organización y no por el Consejo de Seguridad de la ONU para evitar la aprobación de nuevas sanciones a la República Islámica.
El OIEA, en su último informe sobre el caso atómico iraní, destacó que Irán no ha suspendido el enriquecimiento de uranio, pero que se ha producido un “significativo paso adelante” en la cooperación de este país con los inspectores internacionales.
Sin embargo, Estados Unidos ha insistido en que Irán suspenda todas las actividades proclives a la proliferación nuclear y su embajador en el OIEA, Gregory Schulte, apuntó el pasado jueves que los iraníes hasta ahora sólo “han hecho promesas” sobre su cooperación con los inspectores.
“Algunos países emplean toda su fuerza diplomática y su influencia para apartar al pueblo iraní de sus derechos además, imponen sanciones económicas y políticas contra Irán e incluso le han amenazado con acciones militares”, dijo Ahmadineyad.
“Sin embargo, no tienen más alternativas que aceptar nuestros derechos”, ya que “el ciclo de producción de combustible nuclear es para el servicio de la paz y el bienestar de su pueblo y de todos los pueblos del mundo”, agregó.
El gobernante iraní criticó el derecho a voto que tienen los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU –Estados Unidos, Rusia, Francia, Reino Unido y China-, al considerar que “es un claro ejemplo de discriminación”.
Fuentes próximas a la reunión del NOAL, en la que participan numerosos ministros de Asuntos Exteriores, entre los que destacan los de Cuba, Nicaragua y Siria, indicaron que los reunidos han acordado ya el comunicado final de la conferencia.
Según las fuentes, el documento rechaza “los intentos de Estados Unidos de imponer su hegemonía sobre los países en vías de desarrollo, y subraya la necesidad de “respetar las culturas” de esos Estados.
Ver comentarios