Inversión de ¢1 mil millones reforzará edificios de la Caja contra incendios
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República.
Enviar

La incorporación de tecnologías para reducir el riesgo de incendios y explosiones en los hospitales de la Caja de Seguro Social, sumará unos ¢1 mil millones al finalizar el 2017, según estima la entidad.

Además, la Caja contempla la colocación de rociadores automáticos, mecanismos para aislar fuego en caso de incendio, y capacitación del personal en caso de este tipo de emergencia.

Como parte de la política de hospital seguro, aprobada en 2006, “la institución está dando un abordaje integral de manera que aquellas instalaciones que se intervienen para reforzar sus condiciones estructurales y no estructurales para que pueden responder a un sismo o incendio”, dijo Mary Paz Morales, ingeniera de la Caja.

De momento, el Programa Contra Incendios y Explosiones de la Caja, realiza proyectos en los hospitales Calderón Guardia, Upala, San Francisco de Asís y Chacón Paut.

Ver comentarios