Interrogantes de los mercados internacionales
Los inversores se pusieron nerviosos cuando los temores de una desaceleración económica sacudieron al mundo. Bloomberg/La República
Enviar

Interrogantes de los mercados internacionales

 Los inversores estadounidenses se pusieron nerviosos este lunes por la mañana cuando los temores de una desaceleración económica sacudieron los mercados del mundo.
Su temor se hizo realidad cuando el índice Standard Poor’s 500 se desplomó 3,5% a minutos del inicio de las operaciones, la mayor pérdida en la jornada en cuatro años.
Fue el comienzo de un viaje en montaña rusa, ya que el mercado rebotó para volver a caer.
Ese patrón se repitió durante el día hasta el cierre, cuando el referente terminó un 3,9% más abajo.
Mientras tanto, hubo oscilaciones salvajes de precios, interrupciones de las transacciones y volatilidad en niveles que no se habían visto en años.
Las cosas se pusieron tan mal que el ex secretario del Tesoro estadounidense, Larry Summers, recurrió a Twitter para comparar los sucesos del día con colapsos anteriores y decir que “podríamos estar en la etapa inicial de una situación muy grave”.
En tanto los inversores analizan qué significa todo esto, nosotros respondemos algunas de los grandes interrogantes del día.
¿Fue un ‘flash crash’?
La caída del 6 de mayo de 2010 fue apodada ‘flash crash’ (caída relámpago) y resultó un shock.
De repente, el mercado bursátil perdió casi $1 billón de su valor antes de recuperar casi inmediatamente la mayor parte de sus pérdidas.
Si bien el lunes los precios cayeron rápidamente, pareció ser un reflejo fiel de la confianza de los inversores: los índices cayeron en todo el mundo, encabezados por un derrumbe de 8,5% del índice Shanghái Composite de China, debido al temor de que la economía global esté empeorando.
También existe la preocupación de que la Reserva Federal aumente pronto las tasas de interés, lo cual, según algunos, podría atascar el mercado alcista durante seis años para las acciones. Reflejando ese pesimismo, el S&P 500 terminó el día con su mayor pérdida desde agosto de 2011.
¿No cayeron algunas acciones?
Muchas acciones abrieron bajas, como General Electric Co. y JPMorgan Chase Co. A los pocos minutos, las cosas se agravaron y tanto GE como JPMorgan cayeron brevemente hasta 21%.
¿Qué protecciones se implementaron?
Después de la caída relámpago de 2010, se introdujo un sistema de controles para evitar que transacciones errantes hagan bajar los precios.
Los operadores supuestamente no pueden cotizar precios fuera de cierto porcentaje por encima y por debajo del precio medio de una acción.
La restricción no intervino para GE, JPMorgan y otras acciones el lunes temprano posiblemente porque las bandas de precio aceptables son más amplias en los primeros minutos de la jornada.
¿Hubo interrupciones en las operaciones?
Sí, en 1.278 ocasiones el lunes, un título entró en pausa cinco minutos, según el propietario de la Bolsa de Nueva York, que generalmente experimenta menos de diez interrupciones por día.
“Es algo que se ve cuando se termina con mucha volatilidad”, sobre todo con las nuevas normas implementadas después de la caída relámpago, dijo Larry Tabb, máximo responsable ejecutivo de la firma de investigación TabbGroup LLC.
¿Podría haber sido peor?
Si el S&P 500 hubiera caído 7% antes de las 15:25 hora de Nueva York, todo el mercado bursátil habría cerrado 15 minutos. Sólo tuvo una declinación de 5,3%.
¿El resto del día fue tranquilo?
En realidad no. El indicador más famoso del mercado para las oscilaciones de precios previstas –o quizá sería más acertado decir, un indicador del miedo- alcanzó un nivel visto por última vez en octubre de 2011 en tanto los inversores entraron en pánico.
¿Hubo mal funcionamiento en las bolsas?
Se negociaron más de 14 mil millones de acciones, muy por encima del promedio diario del año pasado de 6.600 millones y la cantidad más grande desde agosto de 2011.
Pese a las presiones generadas por los volúmenes y la volatilidad no vista en años, no se reportaron anomalías.


Bloomberg

Ver comentarios