Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



COLUMNISTAS


Informe presidencial (parte 1)

Leiner Vargas [email protected] | Martes 02 septiembre, 2014


Estado requiere una reorganización completa del sistema de planificación, asignación presupuestaria y rendición de cuentas


Reflexiones

Informe presidencial (parte 1)

Por la importancia del tema para el país, quiero dedicar mis dos próximas columnas al análisis de dicho documento de informe de 100 días del Gobierno. Comienzo entonces con la primera parte que se ha dado a llamar el punto de partida de la Administración Solís.
Señala el informe que la culpa del Estado de las cosas en Costa Rica corresponde a irresponsables, violadores de la ley, arbitrarios, tolerantes, cómplices, corruptos e ineficientes, cínicos e incapaces funcionarios públicos en las últimas administraciones.
Luego de una lista incompleta de faltas y denuncias, que ameritan una investigación profunda por parte de los distintos entes fiscalizadores y la Fiscalía General de la República, se propone hacer cumplir la ley.
Agrega a lo anterior, dos propuestas adicionales, una nueva ley por enviar a la Asamblea Legislativa y un megaprograma de cómputo o plataforma de transparencia gubernamental del Estado.
Si bien concuerdo con el discurso del Presidente del malestar ciudadano por encontrar situaciones de corrupción e ineficiencia dentro del Estado, por cierto no nuevas; sin embargo, discrepo profundamente con la propuesta política del Presidente de pensar que la solución viene con más leyes o con plataformas informáticas de información estatal.
Señor Presidente, el frío no está en las cobijas, buena parte de la corrupción y de la ineficiencia públicas están asociadas con una cultura burocrática que no se resuelve con más leyes o con el cumplimiento de normas burocráticas, que por el contrario lo que han hecho es paralizar la función pública y profundizar la incapacidad del Estado costarricense.
Tampoco es posible resolver el tema con una plataforma informática que se sumará a esas tantas buenas intenciones de divulgar a destiempo y con control político lo que el Gobierno quiere mostrar. Eso no lo debería en todo caso hacer el Gobierno Central y debería ser una tarea del ente contralor.
A mi parecer, el Estado costarricense requiere una reorganización completa del sistema de planificación, asignación presupuestaria y rendición de cuentas. Algo que pasa necesariamente por ordenar la casa, asignar a MIDEPLAN las funciones de convertirse en un ente central de planificación pública, funciones que deben cubrir a la totalidad del Estado y no a un tercio como hasta hoy.
Se debe modificar el esquema público de rendición de cuentas para trasladar a MIDEPLAN lo que hoy en día es la Dirección de Presupuesto del Ministerio de Hacienda y centralizar la ejecución del accionar público por resultados en un solo sitio, generando así coherencia y coordinación pública.
Señor Presidente, la rendición de cuentas debe ser clara, sobre resultados y no un show mediático, requiere un compromiso con la planificación y ejecución presupuestaria por resultados y el compromiso del gobernante de definir y dejar claras sus prioridades de campaña y de gobierno, algo que lamentablemente usted, señor Presidente, aún nos está debiendo.

Leiner Vargas Alfaro

www.leinervargas.com