Información y participación ciudadana
Enviar

Sobre muchos temas debería estar bien informada la población a fin de que pueda aportar y también comprender luego las medidas adoptadas y el porqué de las mismas


Información y participación ciudadana


Mucho se ha dicho sobre la poca productividad de nuestra Asamblea Legislativa e instituciones del Estado, pero, con pocas excepciones, se habla en forma bastante general.
Sin embargo, hay temas de gran interés nacional que no deben seguir postergándose, especialmente cuando existe controversia entre unos y otros sectores de la sociedad acerca de cuál sería la mejor legislación al respecto, y no deberían aprobarse o modificarse leyes sin una población bien informada al respecto.


Un ejemplo de lo dicho lo constituye el rezago en el país en la aprobación de etiquetado de alimentos genéticamente modificados o que contengan uno o más de estos, algo a lo cual tienen derecho los consumidores, pero que no comparten muchos empresarios.
Otro ejemplo es lo relacionado con definir el cobro o las exoneraciones a las embarcaciones pesqueras extranjeras, luego de contar con estudios que permitan medir costos y beneficios para la economía nacional, para los pescadores nacionales y para el posible desarrollo de una cadena de comercialización interna.
Sobre ambos temas, sin embargo, debería estar muy bien informada la población a fin de que pueda comprender luego las medidas adoptadas y el porqué de las mismas.
Es oportuno el momento para hablar de esto puesto que, estando en campaña político electoral, los habitantes reciben alguna información sobre la posición de los líderes de los partidos políticos, a pesar de que suele ser muy poca y a veces tan general que puede esconder sus verdaderos alcances tras un lugar común como “fortalecer” algo, tan usado en muchos casos.
Sin embargo, pasadas las elecciones, acaba el interés de los gobernantes por dar abundante y permanente información a la población sobre sus proyectos, antes de aprobarlos o de adquirir compromisos.
Por otra parte, se viene abajo también el trabajo que al respecto deberían hacer los partidos de oposición durante los cuatro años de un gobierno. Trabajo que no solo debería hacerse sino también difundirse adecuadamente.
Antes o después de las próximas elecciones del 2 de febrero, Costa Rica está urgida de contar con partidos políticos dispuestos a trabajar en forma permanente en la discusión de los asuntos de interés nacional y para esto deben contar con gente interesada en hacerlo, y no solamente en trabajar durante la campaña con el fin de lograr algún beneficio personal.
Es decir, la participación ciudadana bien informada y convertida en realidad. Si no lo hacen los partidos políticos, lo harán otras agrupaciones que surgirán en la sociedad civil por parte de quienes ya reclaman esta participación.


Ver comentarios