Influenciadores se adueñan de estrategias publicitarias
“El marketing digital cambia todos los días, hay nuevos datos, métricas diferentes que las empresas deben considerar al plantear sus estrategias”, comentó Sarah Beirute, coordinadora de la unidad de influenciadores de Porter, junto con el director digital, Israel Tejada. Esteban Monge/La República.
Enviar

Cada vez es más común que los influenciadores o embajadores de marca sean los actores principales de las campañas publicitarias corporativas, esto se debe a que las empresas han detectado que esta modalidad es más efectiva que la pauta tradicional.

Un influencer es una persona reconocida en plataformas web que cuenta con una comunidad amplia de seguidores allí, por eso muchas compañías los consideran útiles cuando desean expandir su marca en el mundo digital.

La evolución en los hábitos de vida de los compradores también ha pesado: los canales electrónicos son los preferidos para conocer sobre una empresa o realizar compras, específicamente con los llamados jóvenes Z (nacidos después de 1998).

Un 82% de esta población en Centroamérica tiene cuentas en cinco redes sociales diferentes y las revisa por lo menos diez veces al día, según un estudio de mercado de la firma Kantar. 

El informe también señala que solo el 17% de los jóvenes menores de 20 años cree en la pauta presente en medios tradicionales, como radio, prensa o televisión.

Por ello los negocios prestan más atención a satisfacer las necesidades de este público; y los influenciadores surgen como figura central para sustentar los planes publicitarios en línea.

“La generación Z se vincula con marcas que son capaces de presentar historias y mensajes reales con los que se sientan identificados en base a sus necesidades; se sienten inspirados por contenido que les haga pensar que ellos son los protagonistas de la historia”, cita el informe de Kantar.

El costo promedio por posteo para anunciar una marca o producto va desde $300 hasta $500 dependiendo del perfil de influenciador y el objetivo del mensaje.

Afinidad con el público, especialización en determinados temas, perfil y estilo para comunicar el mensaje, son claves para que los influenciadores se conviertan en aliados estratégicos de las marcas.

Las compañías de outsourcing se han propuesto crear unidades especializadas en estos personajes, que se encargan, a solicitud de las compañías, de identificar cuál es el que más se adapta a las necesidades corporativas.

Para ello se toman en cuenta las metas de engagement con la comunidad digital, tipo de audiencia, expectativas de alcance del mensaje, tráfico en redes, entre otros objetivos.

“Tenemos categorizados a los influencers en cuatro grandes grupos: el Hero, el Captain, el Seeker y el Sharer; según el tamaño de seguidores en redes y su especialidad; así podemos brindarle al cliente opciones más concretas según su necesidad”, aportó Sarah Beirute, coordinadora de la unidad de influenciadores de Porter.

Los expertos en marketing de influencia recomiendan a las compañías asesorarse antes de tomar la decisión de invertir en estas estrategias, así como tener paciencia con el tema de retorno de la inversión.

 

 

 

Ver comentarios